El año empieza con ajustes y turbulencias

El temido ajuste ha llegado. 2019 se presenta como un año complejo en materia económica, no solo por los problemas puertas adentro, sino también por lo que pueda pasar en el mundo.

Las personas y las empresas que operan en el país se ajustan los cinturones y delimitan las estrategias en un año en el que, a decir de analistas y organismos multilaterales, la economía nacional se estancará (ver gráfico). Otros, más pesimistas, vaticinan una inminente recesión.

Para empezar, 2019 arranca con un problema de liquidez que se refleja en la Reserva Internacional del Banco Central del Ecuador (BCE): 2.126 millones al 21 de diciembre de 2018, la cifra más baja en 12 años.

Se espera que para estos días la Reserva se haya fortalecido gracias al ingreso de 450 millones de dólares de los 900 millones del último crédito de China.

En términos generales, la Reserva Internacional es la liquidez externa del país por donde pasan todas las transacciones de Ecuador con los países del mundo: tanto cobros como pagos. Una parte de la Reserva también respaldan los depósitos de los bancos del país.

Esa falta de liquidez, es decir, de billetes, pone cautelosos a los bancos, que ya han anunciado que cerrarán el grifo del crédito en 2019 para precautelar su solidez y los depósitos de sus clientes. Para conseguirlo, subirán las tasas de interés.

¿Por qué hay menos liquidez en el país? En los últimos cinco años, el Gobierno se acostumbró a cubrir el dinero que le hacía falta (el tan mencionado déficit fiscal) con deuda. Pero desde el año pasado, al Gobierno se le complica conseguir financiamiento por problemas internos y externos, en la misma cantidad que antes.

Esa falta de dinero le ha llevado al Gobierno a ajustar sus gastos: reducir personal y eliminar los subsidios, para dejar de depender de endeudamiento.

Para 2019 la situación es la misma: conseguir dinero prestado para los gastos y ajustar el cinturón más. Para los próximos 12 meses el Gobierno debe conseguir algo más de 8.000 millones. De esa cantidad, más de la mitad ya tienen un prestamista (bancos multilaterales) y el resto aún es una incógnita.

Pese a que China tiene intenciones de prestar 3.500 millones de dólares, según las autoridades ecuatorianas, aún haría falta más dinero para cubrir los gastos de todo el próximo año.

Ante ese escenario, el Fondo Monetario Internacional (FMI) aparece como la alternativa para ofrecer liquidez y sostener a la economía nacional en 2019. Pero un acuerdo con el Fondo, según analistas económicos, requerirá de más medidas de ajuste.

A todo eso se suma el precio del barril de petróleo. Actualmente, el barril de West Texas Intermediate (WTI), referencial para el petróleo ecuatoriano, ronda los 45 dólares. El presupuesto 2019 se elaboró con un barril de 50,05.

Ecuador deberá enfrentar su situación en un mundo en plena desaceleración económica.

La lista de pendientes

Educación

El ministro de Educación, Milton Luna, anunció que se cumplirá una revisión integral a los programas que desarrolló el gobierno anterior y su antecesor, Fánder Falconí. La construcción e implementación de escuelas del milenio fue el ejemplo citado por el nuevo ministro. Según la Contraloría General del Estado, hay irregularidades en varios proyectos.

Salud

Los medicamentos son una preocupación para hospitales. EXPRESO publicó en 2018, varias entregas con los problemas de medicinas caducadas en hospitales de Guayaquil y productos no entregados a casas de salud de Quito y otras ciudades. Las autoridades aseguran que las anomalías han sido corregidas pero las quejas ciudadanas continúan, por ejemplo, en los centros del IESS.

Contraloría

El ente de control publica informes, casi a diario, de la gestión del expresidente Rafael Correa y su equipo de trabajo. En este año se esperan auditorías exclusivamente de la administración de Lenín Moreno, sus ministros, exvicepresidentes y secretarios. La mayoría de irregularidades detectadas hasta la fecha solo abarcan pocos meses del trabajo del mandatario.

Transparencia

La cirugía mayor contra la corrupción es un tema pendiente del actual Gobierno. Pese a las denuncias, juicios políticos y destituciones. Todavía hay indicios de más casos de irregularidades en la administración del Estado.

Fernando Alvarado, dijo por ejemplo, que su fuga estuvo planificada junto a personas cercanas al primer mandatario.

Bienestar

Los Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV), la reconstrucción total de las zonas afectadas por el terremoto; y la solución a los temas de masiva migración venezolana son otros pendientes que se acumulan en las tareas gubernamentales. Sobre los centros, por ejemplo, existen indicios de productos y bienes dañados que no fueron aprovechados para los menores de escasos recursos. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *