Niños son usados para robos y microtráfico

La ternura, risas y espontaneidad que irradia un niño son las principales características por las que las personas depositan su confianza en ellos, sin imaginar que esas mismas características muchas veces son utilizadas como escudos para el desarrollo de hechos delictivos.

Es por ello que en Tungurahua, a pesar de que no se tiene una cifra oficial, las autoridades reconocen que se utilizan a los niños en reiterados ilícitos.

Entre los más comunes se encuentran robos, hurtos, microtráfico de droga y hasta en el porte ilegal de armas.

Casos

Hasta una floristería ingresó un niño, un adolescente y su madre con el pretexto de comprar un arreglo floral.

Mientras la mujer trataba de hacer negocio con la propietaria, el adolescente llamaba la atención y al mismo tiempo el niño con una clara muestra de adiestramiento habría tomado la cartera de la propietaria del local.

Madre e hijos huyeron del lugar con cerca de 300 dólares, mientras los elementos policiales organizaban un operativo.

Por varias cuadras siguieron a la mujer hasta interceptarla, sin embargo, ella aseguró desconocer al niño, pero más tarde reconoció que es su hijo.

Otro caso sucedió  en el centro de la ciudad cuando en un patrullaje realizado por la Policía, ubicaron a un niño de 12 años que guardaba en los bolsillos de su chompa pequeñas fundas de cocaína y marihuana.

Realidad

Según datos de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), el uso de menores para cometer delitos se da incluso por los mismos padres.

Diego Valle, jefe de la Dinapen, manifestó que en Tungurahua se registran varios casos donde son los niños los que se encuentran inmersos en estas situaciones, sobre todo en delitos flagrantes.

El oficial reconoció que en muchos casos los adultos son quienes conocen bien la normativa, la cual estipula que los infantes no son imputables, es decir que no les pueden detener por estar amparados legalmente por su edad, de lo cual se aprovechan los representantes.

A decir de Valle si el niño es descubierto en un ilícito no es entregado inmediatamente a su familia, sino que se pone a órdenes de la autoridad competente, ya sea una junta de protección de derechos, juez u otra autoridad para que se defina su situación, esto en aras de la protección y no vulneración de los derechos del niño.

“Los equipos técnicos interinstitucionales son los que realizan la investigación, y de acuerdo a esto pueden ser separados de sus padres hasta que ellos reciban tratamiento, puede entregarse a un familiar ampliado donde se verifique que va a estar en mejores condiciones o en última instancia sería ingresado a una casa hogar para que permanezca ahí hasta que la familia demuestre mejores condiciones”, dijo.

Normativa

Para el jurista Adolfo Aguilar, si bien los niños no son imputables cuando las investigaciones determinan que hay utilización de los menores, el Código Orgánico Integral Penal establece una agravante para los representantes y las sanciones pueden ser drásticas.

“El numeral 10 del artículo 47 del COIP si precisa como agravante la utilización de los niños”, comentó al tiempo de asegurar que es la investigación flagrante la que determina para que estos hechos no queden impunes. (Diario La Hora) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *