USD 650 millones se requieren para reparar cinco proyectos energéticos que construyó el anterior Gobierno

El informe técnico a cargo de tres empresas extranjeras y que fue elaborado con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Ecuador (PNUD) establece que cinco proyectos energéticos construidos durante la administración del Gobierno anterior se encuentran en estado crítico.

La conclusión la presentó, el ministro de Energía, Carlos Pérez, en una rueda de prensa que realizó este lunes 7 de enero del 2019 junto al viceministro de Hidrocarburos, Patricio Larrea; al gerente de Petroecuador, Pablo Flores; y al representante Residente Adjunto del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Ecuador (PNUD), Nuno Queiros.

Los personeros detallaron los resultados técnicos de la evaluación realizada a las refinerías de Esmeraldas y del Pacífico; el Poliducto Pascuales-Cuenca; la Planta de Licuefacción de Gas Natural Bajo Alto y el Terminal Marítimo Monteverde.

Los ministros de Estado hablan sobre los resultados de la evaluación a 5 proyectos petroleros del gobierno de Rafael Correa, por parte del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El informe establece que las obras se encuentran en estado crítico. En algunos casos, la infraestructura no opera en su capacidad total, y en otros, las obras están inconclusas o fuera de servicio, amenazando, incluso, de manera grave al entorno.

Para que estas obras funcionen adecuadamente, el país deberá gastar al menos USD 650 millones adicionales. Entre octubre y diciembre de 2018, tres empresas internacionales especializadas, contratadas bajo licitación con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), realizaron la evaluación técnica de estos proyectos para determinar su situación actual y así recomendar las acciones y mecanismos que permitan su adecuada operación y gestión técnica y financiera.

A continuación se detalla los problemas por cada obra:

Refinería de Esmeraldas

La planta trabaja actualmente al 80% de su capacidad y presenta problemas en la Unidad de Crudo 2 y en la Unidad de Fraccionamiento Catalítico Fluidizado (FCC).

La Planta de Licuefacción de Gas Bajo Alto

El sistema opera al 50% y se está hundiendo debido a fallas de diseño y construcción deficientes.

La Refinería del Pacífico

Este proyecto no cuenta con infraestructura para operación. La evaluadora recomienda considerar las inversiones necesarias que aseguren la conectividad de la nueva refinería con las otras existentes y que se integre eficientemente al sistema de abastecimiento de crudo y distribución de combustibles del país.

El ducto del Poliducto Pascuales – Cuenca

El sistema opera a la mitad de su capacidad nominal de bombeo y la terminal de Cuenca presenta fallas estructurales de diseño. Esta obra, ha sido declarada en emergencia por el deslizamiento de taludes.

El Terminal Marítimo Monteverde

En sistema se encontró que los pilotes que soportan el puente de acceso no contemplan protección catódica conforme a las normas NACE SP0169 y NACE SP0176. (Diario El Comercio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *