Militares construirían el muro con México: Trump

El Presidente dice que pasará por encima de la respectiva aprobación en el Congreso.
 

Redacción WASHINGTON

EFE

El presidente Donald Trump se mantuvo firme ayer  en su demanda de obtener miles de millones de dólares para financiar la construcción del muro en la frontera con México, que forzó al cierre parcial del Gobierno de Estados Unidos, que entró en su tercera semana.

“Tenemos que construir el muro”, afirmó Trump mientras admitía que la valla puede ser de “acero en vez de hormigón”. “Es un tema de seguridad de nuestro país. No tenemos alternativa”, siguió al señalar que puede invocar la emergencia de poderes para conseguir la construcción de un muro sin la aprobación del Congreso.

“Puedo declarar emergencia nacional dependiendo de lo que suceda en los próximos días”.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que “Trump está preparado para hacer lo que sea para proteger las fronteras, para proteger a la gente de este país”, consultada sobre la posibilidad de que el gobernante construya el muro con fondos  destinados a construcciones militares.

CONTRARIOS. La líder demócrata Nancy Pelosi, junto con el senador de su partido Chuck Schumer y el representante, Steny Hoyer. (El Mundo). 

División gubernamental

EL DATO
La falta de acuerdo con los legisladores sobre la inclusión en el presupuesto federal de los fondos para el muro mantiene parcialmente paralizado el Gobierno de Estados Unidos desde el 22 de diciembre.Los demócratas, que ahora controlan la Cámara de Representantes, no parecen dispuestos a hacer concesiones al Presidente sobre un muro que Nancy Pelosi calificó de “inmoralidad”. 

En un reflejo de la profunda división, la legisladora agregó en el programa Sunday Morning de CBS que, a veces, Trump da la impresión de que “no solo le gustaría cerrar el Gobierno, construir un muro, sino también  abolir el Congreso, de tal manera que la única voz importante fuera la suya”.

Tanto demócratas como republicanos han intentado culparse por el cierre del Gobierno, un polémico ritual político casi único en el sistema estadounidense.

Ante el cierre
Este ‘shutdown’ podría terminar mañana y también podría durar por mucho tiempo”, dijo Trump. “Realmente depende de los demócratas”, siguió.

800
MIL
empleados federales fueron enviados a sus casas o trabajan sin paga,“Puedo declarar emergencia nacional dependiendo de lo que suceda en los próximos días”, recalcó. Trump reiteró que muchos trabajadores federales están de “acuerdo al ciento por ciento” con sus demandas, mientras aseguró que tiene un “tremendo apoyo dentro del Partido Republicano”.

Construir un muro en los 3.200 kilómetros de frontera entre Estados Unidos y México fue una de las principales promesas de campaña de Trump, quien ha equiparado a los migrantes con crimen, drogas y pandillas.

Considera “lunáticos” a periodistas que lo critican
° El presidente, Donald Trump, tildó el lunes de “locos lunáticos” a los periodistas críticos con su Presidencia, sumida en un cierre parcial de la Administración desde el pasado 22 de diciembre, y afirmó que los medios de comunicación de su país usan “fuentes inexistentes”.

“¡Muchos (periodistas) se han convertido en locos lunáticos que han renunciado a la VERDAD!”, exclamó Trump en su cuenta de Twitter, después de repasar los “éxitos” de su Gobierno.

Asimismo, Trump aseguró que los medios de comunicación estadounidenses “mentirán y degradarán” su figura “a sabiendas” para hacer que el “tremendo éxito” de su Administración “se vea tan mal como sea posible”.


El cierre gubernamental


Perjudicados 800.000 trabajadores

° La Administración está parcialmente cerrada desde el pasado 22 de diciembre debido a que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso se bloqueó por la exigencia de Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.600 millones de dólares para financiar el muro fronterizo.

° La actitud inamovible de Trump respecto a la construcción del muro, que fue una de sus promesas electorales estrella, y la negativa continua por parte de los demócratas para pactar sobre esta cuestión, ha llevado al Gobierno a estar parcialmente cerrado 17 días.

° Esta situación ha provocado que algunos medios de comunicación cataloguen el momento actual como el peor del Gobierno estadounidense desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, una opinión que no ha gustado al Mandatario.

° La parálisis administrativa afecta a agencias de 10 departamentos del Ejecutivo, incluyendo  Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

° Además, perjudica a unos 800,000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el Gobierno y están a expensas de la aprobación de un nuevo presupuesto. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *