Comuneros piden justicia y seguridad en zonas rurales

La población organizó una marcha. Los familiares del hombre quemado piden que continúe la investigación y se sancione a los responsables.

Cientos personas de las comunas del noroccidente de Ambato ayer realizaron una marcha para pedir más seguridad en sus sectores.

La concentración empezó en la avenida Cevallos y Unidad Nacional, desde donde se dirigieron hasta los exteriores de la Fiscalía Provincial de Tungurahua para exigir más seguridad y que la justicia sea igual para todos.

Juan Caiza, presidente de la Unión de Organizaciones Campesinas del Noroccidente de Tungurahua (Unocant), señaló que en sus comunidades han sido víctimas de constantes robos de animales y a pesar de poner las denuncias respectivas nunca se llega a determinar y mucho menos encontrar a los culpables.

“Estamos cansados de que a nosotros no nos hacen justicia, en nuestras comunidades hay robos y a pesar de las denuncias nunca pasa nada”, añadió Caiza.

Antecedentes 

Carlos Lagua, vicepresidente de la organización antes señalada, dijo que la comunidad está cansada de no ser escuchada y de que la justicia no se imparta de manera correcta, por lo que ha decidido tomar la justicia por sus manos, como lo ocurrido el pasado primero de enero en San Francisco de la parroquia Constantino Fernández, cuando quemaron a un hombre por presuntamente intentar sustraerse una camioneta.

Lagua no justificó lo ocurrido, pero pidió que las autoridades tomen en cuenta estos acontecimientos para que los procesos de justicia se lleven a efecto con mayor equidad, impartiendo bienestar para toda la población.

Por su parte Rosa Jerez, presidente del Movimiento Indígena de Tungurahua (MIT), aclaró que el asesinato en Constantino Fernández no tiene nada que ver con la justicia indígena y que más bien es una muestra del malestar de un grupo de la comunidad y que las autoridades deberían hacer una investigación minuciosa de los hechos.

Para finalizar sostuvo que como MIT apoyarán todos los pedidos de la comunidad que vayan en favor de su seguridad y bienestar.

Pedido

Pese a que los líderes no manifestaron apoyar hechos similares a los suscitados con el ajusticiamiento y que indicaron que apoyarán los procesos de investigación del asesinato, los comuneros que se sumaron a la protesta repetían que se archive la denuncia colocada por “los delincuentes”, según referían.

Estás aseveraciones estaban inclinadas a que la Fiscalía desista del proceso que inició con la finalidad de encontrar a los responsables de la muerte violenta suscitada en el sector, y cuyas denuncias fueron colocadas por la familia del fallecido y del adolescente que también fue quemado, pero que logró escapar.

El fiscal a cargo del caso, Fernando Villegas, dijo que el caso se está investigando y que actuarán de acuerdo a lo que dice la Ley e invitó a confiar en la justicia. (MR)

Claman justicia

Mientras por la principal avenida de la ciudad se llevaba a efecto una marcha para pedir más seguridad en las zonas rurales de Ambato, el padre del hombre que fue quemado en Constantino Fernández, llegó a la Gobernación de Tungurahua a pedir justicia para su hijo, César Patricio Tipantaxi Llundo.

“Nosotros también tenemos derecho de que se haga justicia en la muerte de mi hijo, nosotros no queremos ningún arreglo, lo que buscamos es que quien o quienes hicieron esto paguen por el dolor que se ha causado”, dijo César Tipantaxi, padre del occiso.

Añadió que la muerte de su hijo no se debió a un robo, sino a una riña entre familias, por lo que clama a la justicia para que haga una exhaustiva investigación que permita determinar los motivos reales que llevaron a la cruel y perturbadora muerte de César Patricio.

Tipantaxi no desmintió que su hijo haya tenido antecedentes penales, pero recalcó que “así lo hubiesen cogido robando no tendrían que hacer lo que le hicieron, porque a quien mataron no era un perro o un animal, era una persona que también tiene derecho y por eso nosotros no descansaremos hasta que se haga justicia”, mencionó el hombre.

VOCES

Nosotros estamos apoyando la petición de la comunidad, pero también queremos enfatizar que lo que pasó en Constantino Fernández no tiene nada que ver con la justicia indígena”. Rosa Jerez, Presidenta del MIT.

Ahora nosotros no podemos descansar tranquilos porque los delincuentes hacen sus fechorías a cualquier hora del día y por más denuncias que pongamos nadie hace nada”. Juan Caiza, Presidente de la Unión de Organizaciones Campesinas del Noroccidente de Tungurahua.

Nosotros lo que queremos es justicia, lo que le hicieron a mi hijo no tiene nombre y por eso queremos que las autoridades castiguen con todo el peso de la ley a quienes nos han causado este dolor”. César Tipantaxi, Padre del hombre que fue quemado en Constantino Fernández. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *