Los cinco proyectos emblemáticos del Gobierno anterior funcionan a medias, con fallas o no existen

Quito –

Los cinco proyectos emblemáticos del Gobierno anterior: dos refinerías, un poliducto, y dos plantas gasíferas funcionan a medias, registran fallas o quedaron sin construir. El diagnóstico ya se lo conocía por investigaciones periodísticas y denuncias ante la justicia ecuatoriana durante toda la década anterior; pero ahora han sido ratificadas por un informe técnico internacional realizado por empresas especializadas avaladas por el Programa de las Naciones Unidad (PNUD).

El presidente Lenín Moreno fue quien reveló los hallazgos y decidió presentar la denuncia ante la Fiscalía y la Contraloría. Efectivamente, este jueves por la mañana, Juan Sebastián Roldán, secretario particular de la Presidencia; Carlos Pérez, ministro de Recursos Naturales no Renovables y Pablo Flores, gerente de la empresa Pública Petroecuador, presentaron el informe técnico que contiene 2.500 hojas sobre las irregularidades.

De acuerdo con las cifras preliminares, los cinco proyectos costaron $ 4.821 millones y habría habido un sobreprecio de $ 2.083 millones.

Las conclusiones son tan vergonzosas y escandalosas, que he decidido presentar una denuncia… ante la Contraloría General del Estado y la Fiscalía General del Estado”.
Lenín Moreno, presidente del Ecuador

Ninguno de los proyectos funciona a toda su capacidad. La Refinería de Esmeraldas trabaja actualmente al 80%; la planta de almacenamiento de gas en tierra de Monteverde y el poliducto Pascuales-Cuenca, a un 30% y la planta de licuefacción de Bajo Alto, al 50%.

El secretario Roldán aseguró que deben investigarse a funcionarios que firmaron los proyectos petroleros, a los responsables políticos y a las empresas contratistas y fiscalizadoras.

Esos nombres fueron visibles en el periodo anterior. De acuerdo con Fernando Villavicencio, investigador y activista, el informe de PNUD confirma las investigaciones periodísticas y denuncias que realizó desde el 2008. Sin embargo, duda que esta nueva denuncia pueda cambiar la dinámica en la justicia, si primero no se establece un prolijo nombramiento de fiscales.

Su pesimismo se basa en que, por ejemplo, en el caso de la Refinería de Esmeraldas se abrió una indagación previa y Contraloría ya habría presentado 30 informes con responsabilidad penal. De estos, 8 señalaban a Worley Parsons, pero la Fiscalía, cuando Carlos Baca Mancheno era su titutar, emitió un dictamen abstentivo. Recordó que las dos Refinerías (Esmeraldas y del Pacífico) tuvieron a las mismas empresas como protagonistas.

Al referirse a quienes estuvieron al frente de las contrataciones, Villavicencio sostiene que el origen estuvo en el decreto del Estado de emergencia del sector petrolero, emitido en 2007 por el expresidente Rafael Correa y que duró varios años. Cuatro de los cinco contratos se firmaron durante la administración de la Armada. Solo el Poliducto fue firmado por Marco Calvopiña, preso por tema Odebrecht.

Estamos dando la prioridad que el caso requiere y haremos todo lo posible, dentro de nuestras limitaciones, para avanzar con estos procesos de relevancia para el país”.
Ruth Palacios, fiscal general (s)

También recuerda que los Directorios de Petroecuador de esa época estaban integrados por Galo Chiriboga; por Jorge Glas y otros ministros de sectores estratégicos.

Por su parte, Fernando Santos, exministro de Energía, considera positivo el informe. Este demuestra lo que debía costar el proyecto, y lo que costó. Sin embargo, queda corto porque no detalla las pérdidas adicionales que hubo por estudios, exploración de pozos de gas, entre otros. Sostiene que es un informe serio, que va a tener mucho peso. Es una base para que la Fiscalía inicie acciones por peculado, dijo Santos. (I)

Proyectos emblemáticos

  • Refinería de Esmeraldas – $ 2.230 millones

El contrato para la repotenciación de la Refinería de Esmeraldas se lo firmó con las empresas SK de Corea y KBC. La fiscalizadora fue Worley Parson. La auditoría Internacional dice que debía costar $ 754 millones y terminó costando $ 2.230. La Refinería tendrá una para programada en marzo para verificar el estado de la FCC.

  • Refinería del Pacífico – $ 1.521 millones

El contrato de Refinería del Pacífico se lo hizo también con SK de Corea y KBC. La fiscalizadora fue también Worley Parson. Odebrech fue subcontratista de dos subcomponentes de movimiento de tierras y acueducto la Esperanza ($ 600 millones). No se ha descartado la construcción, pero falta un decreto presidencial.

  • Poliducto Pascuales Cuenca – $ 623 millones

Poliducto Pascuales Cuenca fue construido por Odebrecht y los estudios previos fueron de Caminosca. El precio original era de $ 250 millones, pero terminó costando $623 millones. Tiene una serie de fallas estructurales. El Gobierno terminó unilateralmetne el contrato con Odebecht. Funciona al 30% de su capacidad.

  • Terminal de Monteverde – $ 371 millones

El proyecto que fue llevado adelante por parte de la estatal Flopec, tenía un costo inicial de $ 201 millones y terminó con un costo de $ 371 millones. Tendría un funcionamiento de apenas el 30% de su capacidad.

  • Planta de gas Bajo Alto $ 76 millones

La plata de licuefacción de gas registra hundimientos. Deberà demolerse según el informe del PNUD. Esta tenía un costo inicial de $ 36 millones y terminó costando $ 76 millones. Actualmente funciona al 50% de su capacidad. (Diario El Universo)

Vamos a analizar esta documentación, usar como insumo en las acciones de control que vamos a seguir realizando. Una vez se cumplan los informes se pondrán en conocimiento.
Wilson Vallejo, contralor (s)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *