¡Los niños despiertan con pesadillas tras linchamiento!

A 15 días de que en la parroquia Constantino Fernández se incineraran a dos personas (una de ellas murió y la otra sigue grave), se sienten las consecuencias del acto. Se refleja en aquellos niños y adolescentes que también participaron sin el control de los adultos.

El hecho, que marcó el antes y después de la parroquia ubicada en la zona alta de Ambato, provincia de Tungurahua, ocurrió el martes 1 de enero. Días que no han tenido calma, aseguran vecinos del sector.

María (solo dio el nombre) tiene cuatro hijos y tres (de 12, 14 y de 8 años) se unieron a turba. “Solo gritaban que cogieron a un ladrón, pero nunca se nos ocurrió que iban a quemarlo. Todo pasó tan rápido y mis hijos vieron todo, desde ese día en las noches ya no podían dormir. El más pequeño despertaba con pesadillas gritando”, sostuvo la madre de familia que habita en la parroquia.

La psicóloga clínica Andrea Santana y coordinadora del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) del Distrito de Educación de la zona norte de Ambato, mencionó que este tipo de eventos trae efectos colaterales en toda la ciudadanía, pero más en los niños. “Se está viendo que tienen cambios radicales como síntomas depresivos, ansiedad y terrores nocturnos, es decir pesadillas. Si no se trabaja a tiempo, en el futuro pueden existir hasta réplicas o suicidios”, sostuvo la profesional.

El coronel Rommel Navarrete, jefe de la Subzona de Policía en Tungurahua, informó que propuso un proyecto de trabajar en unidad con diferentes instituciones e intervenir en la parroquia y sectores aledaños que también participaron en el linchamiento. Lamentó que en los vídeos se observan a tantos niños que presenciaron sin que los padres controlaran.

“El objetivo es atender a tiempo el problema para que no vuelvan a ocurrir más hechos violentos u otro tipo de eventos que lamentaríamos”, dijo Navarrete.

El miércoles 16 harán la primera intervención representantes del Distrito de Educación, Dinapen, MIES, Ministerio de Salud Pública en coordinación con las autoridades de la parroquia. Andrea Santana, expresó que acudirán con charla y asistencia psicológica primero a los 430 estudiantes de la unidad educativa Honorato Vásquez la más grande de la parroquia.

De igual manera, Santiago Chuncha, teniente Político de Constantino Fernández, contó que buscan que retorne la paz en la comunidad porque están preocupados por la salud mental de sus niños y también de los adultos. (Diario Extra)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *