Consejo de la Judicatura no tiene partida presupuestaria para concurso de fiscales

El Ministerio de Finanzas no entregó el valor de 1,5 millones de dólares que se requieren para este proceso.
 

El Consejo de la Judicatura no tiene una partida presupuestaria para realizar un concurso de fiscales este año. El Ministerio de Finanzas no aprobó el monto de 1,5 millones de dólares que fue solicitado en la proforma presupuestaria para 2019.

En 2018, a la Judicatura se le asignaron 1’583.959,66 dólares para implementar el proceso. El rubro estaba dentro de los gastos para ‘Bienes y servicios de inversión’. El contrato se adjudicó, pero no se ejecutó por la suspensión que ordenó el Consejo de Participación Ciudadana transitorio (Cpccs-t) en abril de ese año. 

Después, Gustavo Jalkh fue destituido como presidente de la Judicatura y se designaron autoridades temporales. El CJ transitorio, al inicio de su gestión en junio del año pasado, planificó realizar el concurso, inclusive abrió las postulaciones en septiembre, pero también fue impedido de hacerlo por Participación. Al no ejecutar ese valor, Finanzas no lo volvió a asignar este año. 

Por lo que, serán las autoridades permanentes, que hasta finales de este mes serían seleccionadas por el Cpccs-t (dependiendo de las audiencias que se realizarán mañana), las que deberán determinar si el concurso es una prioridad. 

De ser así, se tendría que reestructurar el presupuesto de la institución para asignar los fondos de otras partidas presupuestarias para el concurso, con la previa autorización del Ministerio de Finanzas.  
 

Responsabilidad 
Desde 2011, la Judicatura es la responsable de realizar los concursos para la selección de fiscales. Antes, la Fiscalía elegía y promovía a su personal, pero con la aprobación del Código Orgánico de la Función Judicial, en 2009, perdió esa facultad, aunque la Constitución establece que tiene autonomía administrativa y financiera. 

Según la fiscal general (e), Ruth Palacios, “al parecer se dio una confusión de qué es lo que se entendía como autonomía para la Fiscalía y cuál es la competencia del Consejo de la Judicatura”, por lo que dijo que “valdría una aclaración”. 

1’583.959,66
dólares es el monto que se asignó en 2018 para el concurso de fiscales. El último Fiscal General que convocó a concursos fue Washington Pesántez. Durante su gestión se dieron 22 concursos de fiscales, secretarios, asistentes y personal de apoyo, en los que participaron más de 30.000 personas, explicó. 

Los procesos, dijo, eran transparentes, porque participaban los colegios de abogados y los examinadores eran los ministros de la Corte Suprema y cortes superiores provinciales. “Se privilegiaba la carrera fisca”, indicó Pesántez. 

Además, señaló que eran rápidos. “La Fiscalía convocaba, se presentaban, se calificaba y en cuestión de tres semanas o un mes se seleccionaba”. A criterio de Pesántez, actualmente la Fiscalía está en un “caos administrativo” por la falta de concursos y por la designación de fiscales temporales.

Para Palacios, la “Fiscalía, como el ente de control e investigador de delitos no puede depender de ninguna otra institución, porque se ve afectado en su tarea diaria”. Por lo que insistió que la autonomía debe resolverse. “Hasta 2010 la teníamos. La Fiscalía hacía sus propios concursos, no sé en qué fase esto se rompió”, concluyó. (AGO) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *