El 90% de la nueva deuda para este año ya tendría fuentes identificadas, según el Gobierno

Finanzas defiende la emisión de 1.000 millones. Acuerdo con FMI no es prioridad. 
 

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, defendió ayer la emisión de 1.000 millones de dólares en bonos soberanos, realizada por el Ejecutivo este lunes. Además, anunció que el 90% de la nueva deuda que se necesita para cerrar 2019 ya tendría fuentes de financiamiento identificadas.

“No podemos dar detalles sobre esas fuentes, pero entre ellas no está el Fondo Monetario Internacional (FMI), sino otros organismos multilaterales. Todas las opciones están siendo evaluadas en función de las circunstancias actuales”, acotó.

En ese sentido, el funcionario recalcó que la última emisión de bonos tiene la importancia de constituir el regreso del país a los mercados internacionales, luego que en 2018 casi se nos cerraron las opciones de financiamiento por esa vía.
 

Justificaciones
“Esa operación se la venía buscando desde hace varios meses y se realizó apenas hubo la apertura de los inversionistas. Comprendo las críticas sobre  el costo y sobre si es muy alta la tasa de interés, pero las condiciones internacionales son complejas”, aseveró.

Entre esas condiciones adversas enumeró, como razones para haber colocado los papeles al 10,75% y 10 años plazo, que el precio del petróleo es más bajo; el Riesgo País se ha elevado en todos los países emergentes, y a que las tasas de interés de EE.UU. son más altas.

“Si hubiéramos emitido hace poco tiempo atrás, el costo hubiera sido del 12% al 14%. Vimos una ventana, una oportunidad de volver a los mercados y comenzar a generar más confianza. No hay financiamiento más caro que el que no existe”, enfatizó.
 

¿Solo ganar tiempo?
Sin embargo, para Fausto Ortiz, exministro de Economía, la estrategia del Gobierno es solo ganar tiempo, mientras se mantiene un programa económico que no convence a los inversionistas, ni genera la suficiente credibilidad para que el costo del financiamiento baje.

EL DATO
Las necesidades de financiamiento mensuales de Ecuador irían entre 650 y 840 millones de dólares, según José Orellana Gile.
Martínez, en este contexto, aceptó que el Gobierno dilata un posible acuerdo con el FMI, porque los costos políticos del ajuste requerido serían muy altos. “La realidad interna importa mucho. Tenemos que generar las condiciones para que el acuerdo sea sostenible en el tiempo”, añadió.

La relación con el FMI, según el Ministro, está en fase de consolidación y se profundizará la cooperación y asistencia técnica, pero la obtención de créditos no es una prioridad a corto plazo.

José Orellana Gile, analista económico, comentó que con necesidades de financiamiento mensuales de 650 a 840 millones de dólares, el acuerdo con el FMI llegará tarde o temprano, pero el Gobierno está privilegiando las consideraciones políticas antes que las técnicas. (JS)

Davos fue una cita exitosa 
° Richard Martínez comentó que el viaje a Davos (Suiza) fue “extremadamente exitoso”, y acercó al país a los grandes círculos financieros internacionales, luego de 16 años de ausencia.

Entre los principales logros enumeró las conversaciones con el Ministro de Economía de Chile para afianzar la ruta a la Alianza del Pacifico, el encuentro con el presidente del BID para fortalecer la cartera de inversiones, la cita con la directora del FMI, las conversaciones para avanzar en un acuerdo comercial con Costa Rica y la extensión del acuerdo comercial con Reino Unido. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *