Auditora detectó 15 contratos por $ 286,6 millones, por repotenciación de Refinería de Esmeraldas, sin soporte

Quito –

Al menos 15 contratos celebrados dentro del proceso de Repotenciación de la Refinería de Esmeraldas, por un monto total de $ 286,68 millones, no tienen soporte documental. Así lo sostiene la empresa auditora Tecnatom, contratada por el Gobierno para realizar una auditoría, en un proceso que contó con el aval del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y cuyos resultados fueron entregados hace pocas semanas.

La existencia de contratos sin soporte es uno de los hallazgos, luego de revisar un total de 97 contratos, correspondientes a los procesos de Rehabilitación de la Refinería, que ascendió a $ 1.223,7 millones y el de Sostenimiento de Plantas que llegó a $ 1.100 millones. Así ambos son parte de la Repotenciación que costó $ 2.323,8 millones. La cifra es tres veces más de lo presupuestado en principio y que era de $ 755 millones.

En el grupo de Rehabilitación, SK, la empresa que tuvo el grueso de los contratos ($ 805,1 millones) registra un monto sin soporte por $ 87,39 millones. UOP, Flexiner Tapco Enpro (y otros) también presenta contratos sin soporte por $ 87,1 millones. Le siguen Foster Wheeler Italina con un monto sin soporte de $ 14,6 millones y UOP Process International con $ 13,8 millones.

Entre tanto, dentro del Programa de Sostenimiento de Plantas, las dos empresas con montos más altos contratados fueron Worley Parsons International ($ 221,7 millones) y Tesca Ingeniería del Ecuador ($ 223 millones). Ambas empresas registraron contratos sin soporte: la primera por un monto de $ 10,02y la segunda por $ 3,3 millones. Adicionalmente, la Compañía Jorge Vivar Servicios de Ingeniería Mecánica presenta montos sin soporte por $ 6,04 millones; General Electric por $ 4,4 millones y Veolia Enviromental por $ 4,39 millones.

Varios nombres de las empresas nombradas salieron a la luz, dentro de la investigación de los Papeles de Panamá, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en la que participó este Diario. Por ejemplo, se conoció que Ramiro Luque, que se identificaba como representante de Veolia, pagó para que se cree una empresa offshore a nombre de Álex Bravo, exgerente de Petroecuador y ahora encarcelado por delitos como cohecho y enriquecimiento ilícito.

SK –de acuerdo con la Fiscalía– también habría entregado $ 1,4 millones a Bravo a través de empresas offshore. Otra de las empresas nombradas en la lista de aquellas que tienen contratos sin soporte es la de Jorge Vivar. El empresario fue condenado recientemente a 10 años por peculado.

Más aún, el informe de Tecnatom también estableció que las modalidades de contratación empleadas, en su mayoría, han sido de Régimen Especial y Contrato Complementario. Estas modalidades fueron justamente un precursor de los sobrecostos, dice la empresa.

También indica que la figura de licitación de obras solo fue usada en un 1% de los montos contratados, mientras que Régimen Especial (Giro Específico de Negocio) en 39%; Emergencia en 38% y Contrato Complementario en 22%. (Diario El Universo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *