Cada día, 8 mujeres de 10 a 19 años se vuelven madres

Jorge, de 20, y Samantha, de 17, caminaban por el Guasmo Sur. Ella cargaba a su hijo de 1 año y seis meses; y él llevaba en un coche a su niña de 3 meses. Al igual que ellos, otras parejas jóvenes, y adolescentes embarazadas se acercaron ayer al centro de salud, en el Guasmo, para asistir a consultas prenatales y ginecológicas.

Samantha expresó en su caso decidió formar su hogar a temprana edad, pero que hay muchas jóvenes que no cuenta con el respaldo del padre del menor, lo que dificulta el periodo de gestación por etapas de depresión y enfermedades.

En el hospital de la Mujer Alfredo G. Paulson, en el norte, se reporta un promedio anual de 3 mil egresos de madres adolescentes, es decir unas 8 al día.

Iván Altamirano, jefe de consulta externa del hospital, expresó que la adolescencia es considerada entre los 11 a 19 años de edad, periodo peligroso para convertirse en madre.

El estudio Situación de la Niñez y Adolescencia en Ecuador, con apoyo de organizaciones incluida la Unicef, destacó el jueves pasado que el embarazo adolescente es una problemática grave que afronta el país.

“Del total de atención de partos que tiene el hospital, un 15% son adolescentes”, detalló.

Agregó que en el 2015 hubo 5 mil casos; en el 2016, 3.468; en el 2017, 3 mil; y en el 2018 3 mil.

Detalló que el embarazo en adolescentes es un problema de salud pública pues pone en riesgo la vida del neonato y de la madre.

Según cifras del último censo, 2010, del InstitutoNacional de Estadísticas y Censos (INEC), existen 122.301 madres adolescentes. La cifra más alta es de Guayas con unos 30 mil casos. Este Diario solicitó a la Zona 8 del Ministerio de Salud para conocer cifras de atenciones recientes a este grupo pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

En ese informe también se detalla que de ese grupo, un 56% son unidas al padre de su bebé, un 20% soltera, 15% casadas, 7% separadas, entre otras.

Además que un 75% pertenece a la población económicamente inactiva.

En este punto coincide y lamenta, Altamirano pues las madres adolescentes sufren tanto económicamente como emocional el proceso de transformación en el embarazo.

“Muchas no se hacen los controles, o porque esconden su embarazo, temen que su familia o pareja se entere; o porque no tienen los ingresos”, indicó.

El especialista explicó que en la etapa de pubertad es necesario atención prenatal y también psicológica para la madre.

“Es una niña puber, no está preparada físicamente ni psicológicamente para un embarazo, eso hace que en ciertos casos la madre genere rechazo para el bebé; y si no tiene una familia que la apoye, aparte de los problemas propios del embarazo, se complica mucho su entorno social”, explicó el doctor.

Agregó que en la región latinoamericana, Ecuador tiene alto íncide de embarazos adolescentes.

Y que en el ámbito médico las complicaciones que una madre adolescente presenta con mayor frecuencia son problemas de anemia, preclancia, bajo peso en los neonatos,

“Como no hay un buen control prenatal porque las adolescentes embarazadas esconden su gestación. Los bebés no tienen un buen desarrollo morfológico en el vientre, y nacen con bajo peso. Estos son niños propensos a infecciones, y afecta en su desarrollo cognitivo”, detalló Altamirano.

Organizaciones de la mujer alertan que esta problemática también afecta a adolescentes que son violadas, y maltradas en sus hogares.

En eso coincide, Altamirano. “Ellas son pacientes en vulnerabilidad, hay que actuar la parte psicológica, incluso con trabajadoras sociales para que saber más del entorno de la joven para ayudar”,

Como recomendación, la Unicef sugirió que el Estado debe destinar recursos suficientes, especialmente en épocas de crisis, para reducir las brechas que impiden a este grupo ejercer plenamente sus derechos.(Diario El Universo)

unicef

REPORTE

Embarazo adolescente

El estudio  Situación de la niñez y adolescencia en el Ecuador presentado el jueves evidenció el embarazo adolescente, del cual es especialmente preocupante el embarazo en niñas entre 10 y 14 años. El informe registra que cada semana existe un promedio de 40 niñas en este grupo de edad dieron a la luz en 2016. 

Plan integral

Una de las conclusiones más sobresalientes del estudio es que en el Ecuador no hay un ente rector responsable de la protección integral de los niños, niñas y adolescentes. El  sistema de protección  existente no logra dar respuestas integrales que garanticen el ejercicio de sus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *