Femicidio: otra mujer asesinada en plena vía a la vista de vecinos

La violencia en contra de la mujer no cesa. Las mortales puñaladas en plena vía pública y a la vista de la comunidad se repiten. En apenas tres semanas, otro hombre asesinó ayer  a su expareja en plena vía pública.

El hecho se dio en Pisulí, en el norte de Quito, en medio del asombro de varios moradores de populoso barrio, ubicado en las estribaciones del Pichincha.

El hecho se produjo al mediodía y fue grabado por los vecinos del lugar. El video fue difundido en las redes sociales, provocando  indignación en la ciudadanía tal como sucedió con un femicidio en Ibarra, en la noche del 19 de enero, cuando fue asesinada Diana Carolina.

El ECU911 recibió una llamada de auxilio y coordinó la asistencia de unidades policiales al lugar, donde se confirmó el deceso de la víctima. El agresor fue aprehendido y está bajo custodia policial en una casa de salud de la capital, pues tras el hecho se hirió con el arma blanca.

En el hospital, trató de suicidarse con una puñalada, provocándose una herida que no comprometió su vida. Hasta el cierre de esta edición, se tenía previsto que le formulen cargos en una audiencia dentro del hospital.
 

Retornó a victimarla

“Todo fue rápido. No pudimos hacer nada. El hombre salió corriendo a la calle y la apuñaló varias veces. La vecina Amelia (46 años) quedó como desmayada. Él también se apuñaló”, dice Marcia V., moradora del sector.

600 
mujeres asesinadas entre  2014 y 2018.La pareja, al parecer, convivía en medio de varios conflictos. Semanas atrás tuvieron un enfrentamiento por celos. Un patrullero llegó hasta su hogar y controló la situación.

Tras la recomendación de los policías de la zona, la mujer obtuvo una boleta de auxilio y, bajo resguardo, logró que su conviviente, Marco A. (59) dejará el sitio que compartían: una vivienda de ladrillo visto.

Pero el victimario no se habría quedado tranquilo. Ayer llegó en un automóvil y en presencia de su suegra intentó agredirla a golpes. En ese momento, Amelia salió corriendo a la calle, pero fue alcanzada por su victimario.

En su cuenta de Twitter, la Fiscalía garantizó que “formulará cargos en audiencia de calificación de flagrancia en contra del ciudadano Miguel A., quien apuñaló a su expareja en el sector de la Pisulí, al norte de Quito”.

Triste desenlace 

Un patrullero, que iba camino a controlar la salida de estudiantes del colegio de Pisulí, se encontraba a una cuadra del hecho, y pudo aprehender a Marco A. Se encuentra fuera de peligro en el Hospital Pablo Arturo Suárez, bajo custodia policial.

La pareja tenía cuatro hijos, dos de ellos son menores de edad (estudiantes de colegio). La mujer trabajaba en una cadena de restaurantes, en el horario de la tarde. (Diario La Hora)
 

88 mujeres asesinadas en 2018

Desde el primero de enero hasta el 31 de diciembre 2018, se registraron 88 femicidios ocurridos en Ecuador, según varias organizaciones no gubernamentales. 

La mayoría de ellas tenían entre 14 y 34 años de edad. 16 mujeres víctimas de femicidios tenían antecedentes de violencia reportado frente a instituciones públicas. El 66% de los femicidas, asesinos, eran sus esposos, novios, amigos o conocidos; es decir fueron asesinadas por personas de su circulo familiar.
 

Cotopaxi: 

trató de matar a su esposa en la calle


A las 14:00 de hoy en el complejo judicial de Latacunga se instaló la audiencia de formulación de cargos en contra de Paul V. de 23 años, quien la tarde del jueves apuñaló a su conviviente en medio del asombro de la gente que transitaba por la calle Antonia Vela y Félix Valencia, sector El Salto, un policía que pasaba por el lugar al observar el hecho neutralizó al agresor quien fue detenido y ahora es acusado por tentativa de femicidio.  Franklin Morocho, fiscal que conoció el caso, explicó que entre las evidencias que recabaron se encuentra el cuchillo con el que ataco a la mujer y  la chompa que llevaba puesta la fémina, pruebas que fueron presentadas en la audiencia. Donde el juez que conoció la causa dictaminó el inicio de la instrucción fiscal y prisión preventiva para el detenido por 30 días.
 

La mujer de 23 años que fue herida, se encuentra estable y se recupera en el Hospital General de Latacunga, pese a que el arma blanca afectó parte del pulmón. Juan Miguel Rojas, director Asistencial de la casa de salud, dijo que actualmente la paciente recibe un tratamiento de antibiótico y hasta el momento no es necesario que sea intervenida quirúrgicamente, pero continúa bajo observación. 
 

Fabricio Loor, jefe provincial de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) explicó que, según las versiones que recolectaron la mujer era constantemente agredida por su conviviente, sin embargo, continúan con las investigaciones con el objetivo de tomar el respectivo procedimiento en este caso. (MT)
 

Caso Diana Carolina movilizó al país

El asesinato de Diana Carolina, en plena calle, ante decenas de policías y ciudadanos, el pasado 19 de enero en Ibarra, conmocionó y movilizó al país entero.

Los agentes, durante 90 minutos, no pudieron evitar el desenlace fatal. Las escenas más dramáticas del hecho fueron grabadas con celulares y subidas a las redes sociales.

Este suceso, más la atroz violación a ‘Martha’ en un bar de Quito por parte de tres individuos, provocó multitudinarias marchas y plantones por el respeto a las mujeres y en rechazo a los femicidios.

Cómo denunciar 
 

Violencia 
contra la mujer


EL PRIMER PASO ES QUE LA VÍCTIMA DECIDA DENUNCIAR, para lo cual debe conocer sus derechos y reconocer la agresión. Es importante que la denuncia se realice lo más próxima a la agresión. 
 

LAS VÍCTIMAS PUEDEN DENUNCIAR EN CUALQUIER UNIDAD DE LA POLICÍA JUDICIAL, las 24 horas del día. También puede acercarse, pero en horario de oficina, a los juzgados especializados de violencia contra la mujer y a las fiscalías provinciales. 
 

CUANDO EXISTE UNA AGRESIÓN Y EL VICTIMARIO HA SIDO DETENIDO, LOS CASOS SE LLEVAN A LAS UNIDADES DE FLAGRANCIA DE LA FISCALÍA, donde se define qué pasará con el agresor, a quien se le debe realizar una audiencia de formulación de cargos dentro de las 24 horas a partir de la detención. A la mujer se le realizan exámenes para valorar las agresiones. En este caso, no es indispensable que la mujer presente una denuncia. 
 

CUANDO EL AGRESOR SE HA FUGADO, LA VÍCTIMA TAMBIÉN PUEDE ACERCARSE A LA UNIDAD DE FLAGRANCIA, DONDE SE LE PRACTICARÁN EXÁMENES. Si es que desea puede presentar una denuncia, de lo contrario, la Fiscalía debe iniciar una investigación de oficio. La recepción de su testimonio, en todos los casos, se realiza posterior a su primer contacto en Flagrancia. 
 

EL MEJOR LUGAR PARA DENUNCIAR, SEGÚN LA FISCAL MAYRA SORIA, ES EN LAS UNIDADES DE FLAGRANCIA Y FISCALÍA porque se puede asignar con agilidad las medidas de protección establecidas en el Código Penal. Mientras que si se presenta la denuncia en la Policía Judicial, estas deben ser remitidas a la Fiscalía antes de emitir la protección a la mujer. 
 

LA DENUNCIA ES IMPORTANTE, PERO TAMBIÉN CONTINUAR CON LA INVESTIGACIÓN. Por lo que, es necesario que las mujeres acudan a las diligencias solicitadas por Fiscalía para que los casos no queden en la impunidad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *