Deuda millonaria pone en jaque a agricultores de Quero

La Asociación de Campesinos Unidos de Quero afronta una deuda con la banca privada que supera los 4 millones 600 mil dólares, inconveniente que provoca preocupación en los agricultores que se han organizado para buscar soluciones.

Los involucrados en esta situación realizaron varios préstamos dejando en prenda terrenos, casas y otros bienes, de los cuales 130 se encuentran en proceso de embargo y remate.

La deuda sigue creciendo con el pasar del tiempo y también el número de afectados, en los últimos meses se incorporaron 67 nuevos agricultores con deudas a la Asociación conformada por 400 socios.

Situación

David Guerrero, coordinador de la Asociación de Campesinos de Quero, explicó que el afán de organizarse no es para que se les condone la deuda, sino para pedir un refinanciamiento y que los agricultores puedan pagar la totalidad del dinero.

“Hemos pedido ayuda a varias autoridades pero ningún ofrecimiento se ha cumplido”, dijo Guerrero, quien organizó una reunión con representantes de las 14 entidades financieras acreedoras para plantear soluciones, en esta actividad solo tuvo respuesta de cuatro cooperativas de ahorro y crédito.

El coordinador de la Asociación de agricultores aseguró que hay varios terrenos embargados abandonados, cuyos propietarios han optado por dejar el campo para buscar otro trabajo en el Puyo, Tena, El Coca y Ambato.

Situación

El precio de la papa ha mejorado en los últimos tres meses para los agricultores, sin embargo, sus ingresos aún son insuficientes para cubrir los intereses que deben pagar por sus deudas.

Mauro Arévalo, agricultor de Quero, mencionó que actualmente tiene una deuda de 30 mil dólares, la cual no ha podido pagar por el precio variable de los productos que cultiva.

“A vece se está cerca de acabar de pagar y los precios bajan, nos toca hacer otro préstamo para pagar y sigue aumentando todo”, mencionó.

Humberto Guerrero, es otro de los agricultores que adeuda a la banca privada, dijo que el panorama es muy preocupante para la gente, pues incluso hay familias que han dejado de enviar a sus hijos a la escuela. 

“Siempre hemos vivido de la agricultura y estar en esta situación es demasiado difícil para todos”, dijo. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *