Universitarios aún se debaten entre examen complexivo y tesis

Los expertos aseguran que una de las complicaciones es la falta de control de las autoridades.
 

Más de medio año después de que egresó, Sofía Viteri presentará su tesis de grado para obtener el título en Derecho, de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE). Decidió escoger esa modalidad porque asegura que el examen complexivo es demasiado difícil de aprobar. Además, el proyecto que está desarrollando le dará la oportunidad de publicar un artículo de investigación.

De su clase, 10 personas aplicaron a la prueba, pero solo tres pasaron la parte escrita. 

Al contrario, Cristina Villacís optó por el examen para titularse en Contabilidad y Auditoría, en la Universidad Central del Ecuador. En su caso, tomó en cuenta el tiempo que le tomaría realizar toda la investigación y las trabas que hay en su institución.

Comenta que no hay suficientes profesores que sean tutores y que muchos de sus compañeros que aplicaron por la tesis decidieron abandonarla. Actualmente está cursando el seminario de capacitación que dura seis meses. En su promoción estarían cerca de 300 estudiantes porque son de tres carreras.
 

Situación
Durante su experiencia como docente y autoridad de la carrera de Periodismo, en las universidades SEK, De Las Américas (UDLA) y Equinoccial (UTE), Mariana Velasco determinó que más que escoger el tipo de titulación por sus características, los estudiantes optan por la vía más rápida. 

“Alguien les metió en la cabeza que el examen complexivo era lo más fácil, pero es lo más riesgoso”, dice. Para ella, las autoridades de educación superior tendrán que medir los resultados de lo que se aprobó en 2015, porque hasta ahora los estudiantes han pasado por dificultades.

EL DATO
Los mecanismos para graduarse se regulan en las universidades de forma interna.La periodista, con 30 años de trayectoria, menciona que las decisiones no solo dependen de las diferentes carreras, sino de las dinámicas de los estudiantes y de las universidades. Como ejemplo dice que hay chicos que estudian un semestre y se retiran al siguiente para trabajar y reunir dinero para la pensión. Por eso se desfasan en sus estudios y hay complicaciones, porque las mallas curriculares cambian.

Ese ha sido otro de los problemas de los estudiantes de periodismo que si bien pueden acceder a seminarios para los exámenes complexivos, no asisten. Además, no todos los mecanismos de graduación están regulados en las universidades. Velasco analiza la opción de los ‘papers’ y la dificultad que incluye publicarlos, incluso para un profesional con trayectoria. 

A pesar de que en universidades de posgrado, como la Andina Simón Bolívar, no se toma en cuenta la modalidad con la que se graduó el postulante, Enrique Ayala Mora dice que en general, los estándares que se aprobaron están mal regulados y que la falla está también en el control de calidad. 

Panorama legal
° El Reglamento de Régimen Académico vigente señala que las instituciones educativas deben tener una ‘Unidad de titulación’, la cual será la encargada de incluir asignaturas, cursos o sus equivalentes, que permiten la validación académica de los conocimientos. Su función es desarrollar un trabajo de titulación, basado en procesos de investigación e intervención o, preparar y aprobar un examen de grado de carácter complexivo. 

Con respecto a la regulación del Sistema de Educación Superior, el artículo 166 de la Ley Orgánica de Educación Superior establece que sea el Consejo de Educación Superior (CES) el organismo que se encargue de “la planificación, regulación y coordinación interna”. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *