¿Cuánto tiempo le queda al IESS?

El jueves pasado, la Contraloría presentó los resultados finales de 19 informes sobre la situación del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en el que se establecieron 60 destituciones para funcionarios de la institución y se predeterminaron sanciones administrativas y civiles por 88 millones de dólares. Esto, como resultado de un manejo irresponsable de más de una década de administración correísta.

La crítica situación del fondo de pensiones, con una desinversión de ahorros superior a los 5.000 millones de dólares; y del fondo de salud, con una deuda impaga por parte del Estado de más de 3.000 millones, vuelve el debate público sobre cuánto tiempo le queda al IESS antes de un colapso definitivo del sistema
 

Situación calamitosa 
Según un estudio independiente contratado por la misma Contraloría, el seguro de salud alcanzaría un punto de quiebre, con un déficit de más de 23.148 millones de dólares, en 2033. Mientras, el seguro de pensiones pasaría del estado crítico actual a uno de quiebra total en 2034.

Además, desde el lado demográfico, por esas mismas fechas, la relación de afiliados por cada jubilado pasará de 7 a solo 3,5, con lo que se vería aún más afectada la liquidez del sistema.

“Nunca como en la última década, el IESS sufrió golpes tan fuertes a su sostenibilidad y a la vigencia de sus principios. La institución fue tratada como una fuente de liquidez del Gobierno de turno, gracias a un entramado de mañosería a beneficio del poder”. Así, Marco Proaño Maya, abogado y experto en el sistema de Seguridad Social, resumió el manejo de una de las instituciones más importantes del país durante el Gobierno de Rafael Correa.  

1.240
millones consta en la Pro forma para ese año para cubrir el 40% de aporte estatal.El actual presidente del Directorio del IESS, Paúl Granda, declaró el 10 de enero pasado, que la institución está en crisis. Sin embargo, a su vez, ha pospuesto la publicación de los resultados del último estudio actuarial para abril próximo. Esto, a pesar de que el anterior presidente, Manolo Rodas, había ofrecido que a finales de diciembre 2018 ya estaría toda la información lista.

El último informe actuarial publicado, con corte a 2015, evidenció que en 40 años el IESS iba a tener un déficit en el seguro de pensiones de 208.841 millones. Así también, estableció que en solo 10 años ya no habría dinero suficiente para cubrir las nuevas jubilaciones. 
 

Botín político
Rodrigo Mena, jubilado y activista por el respeto al IESS, comentó que, lamentablemente, la institución ha sido un botín para los políticos. “Nunca se ha reflexionado que, si se quiebra el sistema, el país también se rompe. La Seguridad Social es vida y, si fracasa, el resultado es más pobreza, exclusión e inequidad”, contó.

Con todo esto, Proaño Maya exigió que además de las sanciones administrativas que establecen los informes, se deberían establecer las responsabilidades institucionales. “Lo que se construyó en una era, se destruyó en una hora”, puntualizó. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *