Un ‘paso gigantesco’ para fortalecer la autonomía de la Fiscalía

El Consejo de la Judicatura delegó la facultad de emitir nombramientos provisionales. 
 

La Fiscalía tiene ahora la potestad de emitir nombramientos provisionales para el personal administrativo que requiere, como médicos legistas, trabajadores sociales, sicólogos, secretarios y asistentes. 

El Consejo de la Judicatura (CJ) le delegó esa competencia con el objetivo de que tenga mayor autonomía. Lo hizo con la resolución 09-2019, que se aprobó el 14 de febrero, y se presentó ayer. 

Según María del Carmen Maldonado, presidenta del CJ, esa autonomía se vio limitada en distintos momentos y el delegarle la facultad constituye un “paso muy importante”. 

La Constitución establece que la Fiscalía es un órgano autónomo de la Función Judicial, que “funcionará de forma desconcentrada y tendrá autonomía administrativa, económica y financiera”. 

En declaraciones anteriores, la fiscal general (e), Ruth Palacios, alertaba sobre la situación de la institución que preside, por el déficit de fiscales y la acumulación de causas, y señalaba que la Fiscalía debería tener autonomía para seleccionar a su personal. 

“Empieza una nueva luz para la Fiscalía. Con esta delegación, Fiscalía pasará a solventar varias de sus necesidades”, dijo Palacios. Actualmente, hay 277 vacantes a escala nacional que llenar. Estas se irán ocupando una vez que los fiscales envíen ternas en función de las necesidades. 
 

Asignación de fiscales 
“Dicen que el que no se queja no obtiene”, dijo Palacios en un conversatorio, el viernes. Así señaló que existían acercamientos con la Judicatura para discutir las necesidades de la Fiscalía. “Los nuevos vocales están abiertos a delegar funciones, lo que para nosotros es fundamental”, dijo la anterior semana. 

EL DATO
La resolución establece que la Fiscalía debe remitir a la Dirección de Talento Humano de CJ un informe mensual sobre las acciones realizadas en función de la delegación que recibió. Por eso ayer agradeció a la Judicatura la delegación y admitió que era un “paso gigantesco hacia las aspiraciones de Fiscalía”, pero también dijo que no es suficiente. ¿Por qué? Porque esa medida todavía no resuelve el déficit de alrededor de 400 fiscales que tiene la institución.

Frente a ese panorama, Maldonado confirmó que la designación de fiscales es una facultad exclusiva de la Judicatura y que está en análisis el estado del concurso,que se detuvo por disposición del Consejo de Participación Ciudadana transitorio. 

Los vocales aspiran a “entregar en un plazo adecuado los mejores fiscales”, garantizando un concurso transparente y respetando la seguridad jurídica. 

Para Farith Simon, decano de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco, es correcta la delegación. “El Consejo de la Judicatura está resolviendo algo sensato”, señaló. Además, indicó, sobre el concurso de fiscales, que lo fundamental no está en qué institución lo realice, sino que sea un proceso de selección técnico y competitivo, y que se garantice que la selección sea por los méritos y no por simpatías personales. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *