Las lluvias desbordan ríos en Guayas y Manabí

Hubo incluso escuelas anegadas y malecones que amanecieron como verdaderos ríos. 
 

Redacción GUAYAQUIL

El río Samborondón, ubicado en Guayas, se desbordó la madrugada de ayer, inundando el malecón y otros sectores del centro de la población, cercanos a la ribera del afluente.

La riada se produjo tras varias horas de lluvia desde la noche del miércoles. Esto hizo que el río se saliera de su cauce. Tras el susto, los moradores, cuyas viviendas están a pocos metros del malecón, tomaron precauciones para evitar el daño de sus aparatos electrónicos.

Francisco Carranza, del Cuerpo de Bomberos del cantón, indicó que esta situación es usual cada año, debido a las lluvias y los aguajes.

1.200
afectados hubo en dos parroquias de Manabí. “El caudal del río se eleva a su máximo nivel y esto es notorio en el sector del malecón, porque es una zona baja. Similar problema ocurre en otros cantones que se encuentran en terrenos bajos”, dijo. Explicó que no se puede controlar la inundación, pues el agua del río fluye por las alcantarillas. “En este año, el problema se ha presentando desde hace unas tres semanas”.

Hasta el cierre de esta edición, no se conocía de afectaciones en recintos que están ubicados en zonas de bajas de Samborondón.
 

Daule
La Secretaria de Gestión de Riesgos debió acudir también con su personal hasta la zona de Daule, donde varios recintos ubicados en zonas bajas con el río del mismo nombre, se inundaron con el desborde del afluente. La Esperanza, Petrillo, Limonal, entre otros, se vieron afectados por el agua. Según  un primer balance del Municipio, unas cinco casas están entre las afectadas por el temporal.
 

En emergencia
Y las consecuencias del invierno llegaron también hasta Manabí. Las autoridades declararon en emergencia el cantón Santa Ana, debido a las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias en la zona. Así lo informó el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos, por el desbordamiento de ríos en las parroquias La Unión y Pueblo Nuevo, donde existen alrededor 1.200 personas afectadas.

300
viviendas quedaron anegadas en Santa Ana.Según un reporte de la Unidad de Monitoreo de Eventos Adversos, alrededor de 300 viviendas quedaron anegadas tras la crecida de quebradas y ríos en la zona alta de la parroquia La Unión.

Además, se reportó que existirían algunas comunidades aisladas o incomunicadas. Ayer se conoció que algunas escuelas debieron cerrar sus puertas, debido a que el agua entró a sus instalaciones. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *