Moreno sobre Correa: un expresidente prófugo quiere desestabilizar el país

A veces los presidentes eligen el silencio. Y otras veces no. El presidente, Lenín Moreno, decidió ayer abandonar un cuasi silencio que mantenía sobre una campaña del correísmo en su contra,  iniciada a partir de una publicación digital en la que se lo vincula en supuestos negocios de sus familiares y cuentas en paraísos fiscales. 

La respuesta del primer Mandatario se dio en cadena nacional y en términos bastante duros: “Todo esto está organizado premeditadamente, dentro de una estrategia de desestabilización del país, maquinada por un expresidente prófugo, causante de la mayor debacle moral, económica y social que haya vivido Ecuador”. 

El Presidente aprovechó para recordar toda la corrupción durante el gobierno correísta: la trama de Odebrecht, los ‘pati videos’, la ‘narcovalija’, los negocios del hermano de Rafael Correa con el Estado, el ‘ministro come cheques’…

Y entonces, agregó en referencia al expresidente Correa: “Es paradójico. Él sí tiene un departamento en Europa, acusaciones de secuestro y acoso, de tráfico de influencias. Actualmente, el prófugo enfrenta más de 500 denuncias de corrupción y despilfarro”. E incluyó esta frase: “Yo no necesito de un ático en Europa para ser feliz”. 

En contexto

Moreno emitió esta cadena en el preciso día en que el correísmo, aglutinado para las elecciones seccionales en el movimiento Compromiso Social, anunció que acudiría al Consejo Nacional Electoral (CNE) para iniciar un proceso de revocatoria de mandato contra Moreno. 

Actualmente, el prófugo enfrenta más de 500 denuncias de corrupción y despilfarro”.  Lenín Moreno. PresidenteEn un comunicado, el citado movimiento, creado por Iván Espinel, también procesado por varios supuestos casos de corrupción, establece: “El país vive un desgobierno escandaloso, con un Presidente sin funciones, con ministros alejados del territorio, con índices alarmantes de inseguridad…”. 

Sin embargo, Moreno aseguró que no tiene relación con los negocios de su familia, que cuando fue delegado del país ante la ONU tuvo cuentas en Suiza, pero que las cerró legalmente cuando terminó su misión. 

“Cuando termine la Presidencia me quedaré aquí, los miraré a todos a la cara… Mi mayor aspiración es llevar a mis nietos a mirar el río Napo desde una ‘mediagua’ que tengo en la Amazonía”, dijo Moreno. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *