Elecciones del 24 de marzo

Las elecciones seccionales de este mes son muy importantes para poder entender los nuevos equilibrios políticos del país. En primer lugar, debemos reflexionar sobre cómo Alianza país (AP), que en 2014 obtuvo la mayor cantidad de candidatos electos (1.420), se verá afectada a causa de su divorcio con su electorado. Es evidente que la línea del movimiento ha cambiado drásticamente y no puede obtener los mismos resultados de 2014. 


Es más AP será el partido que perderá irremediablemente, la mayor cantidad de votos. Podría representar, sin querer queriendo, la desaparición de la organización que paradójicamente llevó al poder al Presidente. Así que se vuelve importantísimo captar estos votos e inclusive los de otra entidad política ya casi desaparecida: Avanza. La segunda fuerza por candidatos electos en 2014.


Es evidente que Correa y la lista 5, no teniendo mucho que perder y todo que ganar, podrían dar tremenda sorpresa, pues cuentan con voto duro y con estos exiliados de AP y Avanza que percibo cercanos al exmandatario. 


La Izquierda Democrática ha vuelto a ser uno de los partidos políticos más fuertes del país y seguramente va a tener un papel muy digno el 24 de marzo.


Los que, en cambio, tienen mucho que demostrar intentando resurgir de sus cenizas, solo cuatro alcaldías en 2014, son los socialcristianos, quienes con la actual trascendencia dentro de la política nacional deberán ratificar con votos y resultados contundentes el esfuerzo y el dispendio de energías que están dedicando a la actual campaña. No tiene otra opción que ganar o ganar en el mayor número de ciudades y provincias. 


Las otras organizaciones, en cambio, me han decepcionado. CREO y Sociedad Patriótica, entre otras, parecen no alcanzar a dar un salto importante para, de esta manera, tener aspiraciones más ambiciosas, más no frustraciones, para el 2021. No logran interpretar y capitalizar el descontento popular. Qué pena.


Otro factor clave serán las alianzas políticas en las diferentes provincias y que podrían, usadas con astucia, revertir muchas previsiones y encuestas.


Hay mucho en juego el 24 de marzo y un punto aparte merece la elección de los miembros de Consejo de Participación Ciudadana, que es la verdadera “joya de la corona” y por la cual todos y todas renunciarían a alcaldías y prefecturas con tal de tenerla. Así que pónganle el ojo, pues tal vez sea allí en donde esté realmente el futuro del país. (Salvatore Foti – Diario La Hora) Caricatura: Chamorro La Hora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *