A la cárcel cardenal que ocultó pederastia

Redacción LYON; FRANCIA

AFP

El cardenal francés Philippe Barbarin fue condenado ayer a seis meses de cárcel con suspensión de pena por haber guardado silencio sobre los abusos sexuales cometidos contra menores por un cura de su diócesis.

La presidenta del tribunal correccional de Lyon (este) lo declaró “culpable por no haber denunciado malos tratos” contra un menor entre 2014 y 2015. El prelado, de 68 años, no estuvo presente en la sala para escuchar el veredicto.

Sus abogados anunciaron inmediatamente que apelarán la sentencia. “La motivación del tribunal no me convence. Por lo tanto, vamos a apelar esta decisión a través de todas las vías de derecho”, dijo Jean-Félix Luciani.


‘Victoria’
Francois Devaux, uno de los demandantes, celebró esta sentencia a la que considera como “una gran victoria para la protección de los niños”. Philippe Barbarin es la más alta autoridad de la Iglesia católica procesada en Francia en relación con casos de abusos a menores.

Barbarin, de 68 años, compareció a comienzos de enero ante ese tribunal junto a otros cinco cargos eclesiásticos de su archidiócesis -que fueron absueltos- por su silencio ante los abusos cometidos hace más de 25 años por el cura pederasta Bernard Preynat.


Acciones legales
El resultado de este juicio, que comenzó en enero, era muy esperado en Francia y el escándalo de los abusos cometidos en la diócesis de Lyon se convirtió en el tema de una película que se encuentra actualmente en cartelera.

Este caso salió a la luz en 2015 después de que varias víctimas, exniños scouts, emprendieran acciones contra el padre Bernard Preynat, que será procesado en un juicio aparte. También presentaron una denuncia contra Barbarin por no haber acudido a la justicia, pese a que estaba al tanto de los hechos. Barbarin anunció que dimitirá.

Miles de niños violados
° La Iglesia Católica ha sido sacudida durante 25 años por varios escándalos de pedofilia, como el que estalló en Pennsylvania, donde cientos de sacerdotes cometieron abusos sexuales contra más de 1.000 niños durante décadas. Una investigación de los servicios del fiscal de Pennsylvania destapó abusos sexuales perpetrados por más de 300 “curas depredadores” y su encubrimiento por parte de la Iglesia católica de ese estado, donde al menos 1.000 niños fueron víctimas de esos actos.

Desde hace unos 20 años la Iglesia católica recibió denuncias de aproximadamente unas 20.000 víctimas de abusos cometidos por unos 7.400 miembros del clero.  (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *