Dolorosa despedida del militar Ilaquiche

Redacción VALENCIA 

“Le doy gracias a Dios por devolverme a mi hijo, ahora sí sé dónde está”, exclamó Gloria Gavilánez, madre del militar Wilson Ilaquiche.

El cadáver del cabo segundo fue velado en su casa ubicada en el sector Luis Felipe Díaz, en el sur del cantón Valencia. La última vez que estuvo allí fue hace nueve meses cuando llegó a disfrutar de un franco y al irse le pidió por última vez la bendición a su madre.

Una semana después, una llamada telefónica a la familia les notificó de su desaparición. 

Un boletín oficial emitido por el Ejército Nacional señaló que “el cabo Wilson Ilaquiche, junto a tres compañeros, inobservando el estado de excepción en el que se encontraba el poblado, abandonaron sin permiso el destacamento Tobar Donoso… lo cual puso en riesgo la seguridad, no solo de los militares, sino de todo el personal”. Desde entonces, nunca más se supo de él.

Afligida por lo ocurrido, Gloria Gavilánez dijo a Diario La Hora que aunque no esperaba pasar nuevamente por una desgracia similar, ya que hace un par de años había perdido a su hijo mayor, ahora puede estar más tranquila. “Mi hijo siempre me estuvo esperando”, dijo entre lágrimas. 

Y es que fue ella quien junto a otros familiares localizaron el cadáver de Ilaquiche en una morgue del Departamento de Tumaco, en Colombia. Aquello les ha causado indignación, ya que de parte del Gobierno ecuatoriano “no ha recibido ninguna respuesta sobre lo ocurrido”.

Ayer, a las 13:00, el movimiento para sacar el cuerpo del soldado rumbo a la iglesia Central alteró la jornada. Sin embargo, doña Gloria tuvo un momento privado para despedirse de su hijo. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *