Un prófugo del caso Odebrecht compró cuatro bienes en Miami

Quito –

El empresario ecuatoriano Ricky Dávalos Oviedo se embarcó en el Aeropuerto Mariscal Sucre el 17 de enero de 2017 hacia Miami, donde la panameña Davos International Foundation, que él presidía, poseía cuatro departamentos en una pequeña isla frente al centro de la ciudad.

Para entonces, su nombre no estaba relacionado públicamente con el caso Odebrecht, específicamente, con los sobornos que la firma brasileña entregó para asegurarse el contrato para la construcción de la hidroeléctrica Manduriacu.

En Ecuador no se sabía que en diciembre de 2016 los exdirectivos de Odebrecht José Conceiçao Santos y Luiz Mameri habían confesado a los fiscales brasileños que transfirieron a Dávalos Oviedo $ 4,13 millones entre marzo de 2012 y junio de 2014. Esos testimonios fueron revelados por la alianza periodística liderada por IDL-Reporteros, de Perú.

Según esas delaciones, los pagos se hicieron a cuentas que la firma panameña Fernhead Holdings Inc. tenía en el Produbank (Panamá) y el Credit Suisse AG (Suiza).

Según el registro de propiedades de Miami, los cuatro departamentos de la Fundación Davos –A705, A901, A905 y A1916 del edificio Brickell Key One– valían $ 1,42 millones en 2017. Ese edificio, situado en 520 Brickell Key Drive, fue construido en 1982.

Todo arrancó en enero de 2012, según los registros del estudio jurídico Mossack Fonseca (MF) que son parte de los Papeles de Panamá, la filtración del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en la que participó EL UNIVERSO.

Ese mes, MF fundó Fernhead Holdings Inc. en Panamá, con las acciones para su director y tesorero, Ricky Iván Miguel Federico Dávalos Oviedo.

El 7 de marzo de 2012, MF también registró la fundación de interés privado Davos International Foundation. Sus beneficiarios son Ricky Dávalos y sus padres, Miguel Dávalos Tamayo y Aída Oviedo Lalama.

En caso de que algo le sucediera al empresario (ahora de 58 años), su patrimonio pasaría en partes iguales a sus cuatro hijos: Daniela, Priscila, Andrés y José Dávalos Arroyo.

Ese mismo 7 de marzo se registraron los primeros cambios en el departamento A705, de 116 m². Este ya pertenecía a la familia Dávalos. Estaba a nombre de la empresa Invedao Corporation, creada en Miami en 1987. Ese día se registraron las ventas de la propiedad, primero a favor de Ricky Dávalos y, luego, a Davos International Foundation. Más tarde, esta fue inscrita en Florida el 8 de agosto de 2013.

En junio de 2012, la fundación compró el segundo departamento, el A901, de 67 m². Y en 2014 adquirió el tercero, el A905, de 116 m², y el cuarto, el A1916, de 135 m².

Papeles de Panamá

En los Papeles de Panamá, Ricky Dávalos también consta como beneficiario de la Fundación Hotelsa, registrada en 2009. A mediados de 2015 pidió que la reactiven y puso las acciones de Fernhead Holdings Inc. a nombre de esta.

En abril del 2009, Hotelsa registraba su dirección en Monteserrín, en el norte de Quito. Esa misma dirección, para marzo del 2012, fue colocada en documentos de Davos International Foundation.

Un reportero de este Diario visitó ese lugar. Un guardia, que impidió el paso, confirmó que ahí está ubicada la casa de la familia Dávalos Arroyo. Una persona, que contestó la llamada del celador, dijo que ahí no funcionaba ninguna de esas dos fundaciones y colgó.

A inicios de 2017, cuando MF enfrentaba los problemas legales derivados de la publicación de los Papeles de Panamá, Dávalos Oviedo cambió de agente. Abandonó MF y puso con Owens&Owens las tres entidades: Fernhead Holdings Inc., Davos International Foundation y Fundación Hotelsa.

Owens&Owens pertenece al abogado panameño James Owens, quien es procesado penalmente en EE.UU. por los Papeles de Panamá.

En esa filtración consta el Reporte de Operación Sospechosa que emitió MF a las autoridades panameñas sobre Fernhead Holdings Inc., a raíz de una publicación de EL UNIVERSO realizada en julio de 2017, que detallaba los montos recibidos por las empresas usadas por Odebrecht para las coimas. MF no reportó a las fundaciones.

De todos modos, Dávalos Oviedo ya se había adelantado. El 30 de enero de 2017, su hijo Andrés Dávalos Arroyo presentó el formulario electrónico para inscribir una nueva empresa, Invedao Investments Inc., en Florida, con la dirección de departamento A905 del Brickell Key One.

Luego, el 16 de febrero del mismo año, Andrés Dávalos cedió la presidencia de Invedao Investments Inc. a la firma IMF Capital Group LLC, que se había registrado una semana antes en el estado de Delaware, un paraíso fiscal estadounidense.

Ese mismo día, los cuatro departamentos que estaban a nombre de Davos International Foundation pasaron a nombre de la nueva empresa, Invedao Investments Inc.

Poco después, se canceló el registro de la fundación Davos en Florida y el departamento A705 fue comprado por IMF Capital Group.

Sin comentarios

Este Diario contactó a Andrés Dávalos Arroyo y solicitó una entrevista con él y su padre, pero se negó. También consultó al Departamento de Justicia de EE.UU. para conocer si Dávalos Oviedo era investigado allá, pero la portavoz Nicole Navas declinó comentar.

Felipe Rodríguez fue abogado de Ricky Dávalos en el proceso por asociación ilícita relacionado con Odebrecht. En esa causa se suspendió el llamado a juicio en su contra porque está prófugo.

El jurista declinó dar comentarios, pues ya dejó la defensa de Dávalos. Se desconoce si ha contratado un nuevo representante en Ecuador. (I)

Propiedades en Ecuador

Departamento
Según los Papeles de Panamá, Davos International Foundation compró en 2012 el departamento 302 del edificio Ferrol, en Cotocollao (Quito). Sin embargo, en la dirección señalada en los documentos no hay un edificio con ese nombre.

Catastro
El Municipio de Quito registra que la fundación también habría comprado dos predios, en el Swissôtel y en la Urbanización Jardines de El Batán. El último está en el lote 60, entre la calle Guangüiltagua y la av. Eloy Alfaro. La nueva nomenclatura impidió identificar el inmueble.

Delator señaló a dos funcionarios por coimas en Manduriacu

“Me buscó el empresario Federico Dávalos, en la oficina de Quito, quien me indicó que representaba los intereses del señor Eduardo Barredo Heinert, gerente general de Celec, y el señor Rodrigo Ayala, responsable de la ejecución del proyecto (Manduriacu)… Y solicitó $ 6,5 millones para que podamos participar en la preparación, en la revisión de los pliegos de tal manera que podamos tener una participación privilegiada en la licitación”.

Esta es parte de la confesión que el exdirector de Odebrecht en Ecuador, José Conceiçao Santos, dio en la Fiscalía de Brasil a finales de 2016, por un acuerdo de cooperación.

El ejecutivo relató que aceptó la oferta e hizo dos cambios a los pliegos del concurso. Primero, que el Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES) financie toda la obra para que solo puedan participar firmas brasileñas. Y que no se acepten ofertas de empresas con algún impedimento del Estado ecuatoriano.

Este último requisito fue introducido para que la constructora OAS no pudiera participar, puntualizó Conceiçao. Sin embargo, esta empresa formó un consorcio con Engevix y ofertó. Según el delator, OAS logró validar su propuesta “gracias a los contactos políticos”.

De todos modos, la oferta de Odebrecht ganó porque era más barata. Por eso, Conceiçao creyó que no era necesario pagar todo lo ofrecido a Dávalos y solo le dio $ 4 millones.

Barredo Heinert ha asegurado que Dávalos jamás ha actuado a su nombre y que no ha pedido coimas a ninguna empresa. Él trabajó en Celec hasta diciembre pasado. Su último cargo fue de asesor en Hidronación.

Rodrigo Ayala Egas laboró en Celec como jefe del Proyecto Manduriacu y gerente de la Unidad de Negocios. Trabajó ahí hasta marzo del 2018, como especialista técnico, según los registros de Contraloría. (Diario El Universo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *