Arcotel: un fantasma ronda con frecuencia

El Ministro de Telecomunicaciones, Guillermo León, dejó el cargo por no revisar el concurso de frecuencias. 
 

Mediante una notificación de Predeterminación de Responsabilidad Administrativa, la Contraloría General comunicó ayer la sanción de destitución al  ministro de Telecomunicaciones, Guillermo León.

Luego de darse a conocer la información, el Gobierno confirmó que el miércoles 13 de marzo, el mandatario Lenín Moreno aceptó la renuncia de Guillermo León como Ministro de dicha cartera de Estado. Andrés Michelena queda como funcionario encargado del Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

El motivo de la destitución por parte de Contraloría es que, hasta la fecha, no se ha cumplido con la recomendación 5 del informe DNA4-0001-2019, donde se establece que el ministro, en conjunto con los miembros del pleno del Consejo de Regulación de Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) y la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel), debían revisar los 221 títulos habilitantes emitidos y otorgados en el concurso público para la adjudicación de frecuencias de radio y televisión, realizado en 2016.
 

Detalles
El informe en mención fue aprobado el 22 de junio de 2018, y daba a las autoridades del sector 60 días para hacer la revisión y revertir las frecuencias otorgadas de forma dolosa. Dentro de las concesiones más cuestionadas están las conseguidas por el empresario mexicano Ángel González, llamado ‘El fantasma’, que según el organismo de control, a través de 18 empresas relacionadas, acaparó 19 frecuencias matrices y 85 repetidoras.

EL DATO
La Contraloría dio un plazo de 30 días para que Guillermo León presente los descargos ante la notificación de destitución.Además, ‘El fantasma’, quien compró Diario El Comercio, también es cuestionado por las frecuencias temporales, que en 2015, Arcotel concedió a los canales de su propiedad RTS y Televicentro. Estas concesiones debían ser usadas para investigación de tecnologías de televisión y su vigencia expiraba el 31 de diciembre del 2016. Sin embargo, una resolución del 30 de junio del 2017, cuando León ya estaba a cargo del sector de Telecomunicaciones, extendió la duración hasta 2020.

El 13 de marzo pasado, a través de un comunicado, Arcotel justificó su inacción diciendo que espera que la Contraloría termine un examen especial sobre las frecuencias temporales, y con esa base tomar las acciones necesarias.

Por otro lado, Ruth López, la sexta directora de esta institución en lo que va de 2019, el 26 de febrero pasado dispuso la ejecución de un cronograma para la revisión de los 221 títulos, compuesto en tres fases de aplicación simultánea y con carácter confidencial. Pero la funcionaria no estableció fechas ni plazos de entrega de los análisis.

César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios, cuestionó que desde el principio las autoridades del sector y de Arcotel tenían toda la información para tomar acciones, pero no se ha actuado con transparencia ni diligencia. (Diario La Hora)

Las frecuencias vuelven a ‘causar bajas’ en el Ejecutivo

La paciencia se agotó. La Contraloría General del Estado ordenó la destitución del ahora exministro de Telecomunicaciones, Guillermo León, por no acatar las órdenes emitidas desde junio del año pasado. El integrante del gabinete de Lenín Moreno no gestionó el cumplimiento de correctivos en la asignación de frecuencias de radio y televisión en el país.

La desobediencia en el tema no es nueva. Es más, es un pendiente que el Gobierno no se anima a despachar. La asignación de frecuencias, durante la administración del expresidente Rafael Correa, estuvo plagada de anomalías y actos de corrupción que fueron detectados y advertidos por la Contraloría. Pese a la existencia de un documento con órdenes de rectificación, Moreno y su equipo no aplican correctivos.

Los conflictos de intereses e irregularidades que rodean al sector de telecomunicaciones provoca, además de la salida de un ministro de Estado, el desfile de directores generales de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel). En menos de dos años, la entidad ha tenido siete autoridades.

¿Qué provocó la inestabilidad de funcionarios y, sobre todo, la destitución de León? EXPRESO accedió al documento que detalla las motivaciones para la salida del exministro. El oficio 16836 explica que León, como principal del ramo, no gestionó la recomendación que emitió la Contraloría en su examen especial DNA4-0025-2018 sobre la revisión de la asignación de 221 frecuencias, durante el gobierno de Correa.

Esto, pese a que organismos como el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Comunicación (Cordicom) y la propia Arcotel presentaron la documentación para iniciar el análisis detallado.

Apenas el 26 de febrero de este año, ocho meses después de la entrega del informe de la Contraloría, las autoridades comenzaron a diseñar un cronograma para evaluar frecuencias. Es decir, León y los otros representantes de las telecomunicaciones a escala nacional dejaron pasar ocho meses antes de tomar en cuenta las recomendaciones del máximo ente de control nacional.

En el cronograma, aprobado hace unos 17 días, se delegan funciones y se encamina el análisis de la documentación de cada concesión otorgada por el gobierno de la autodenominada revolución ciudadana.

Hasta el cierre de esta edición, Telecomunicaciones ni Arcotel informaron si mantendrán ese cronograma ni modelo de evaluación de las frecuencias otorgadas.

El proceso de destitución de León tampoco se cumplió porque él presentó su renuncia ayer. Horas después de ser notificado por la Contraloría. Andrés Michelena, secretario de Comunicación, asumió temporalmente la cartera de Estado.

Aunque esquivó el acto administrativo, Guillermo León deberá cancelar 7.720 dólares de multa por el incumplimiento de sus obligaciones.

Para saber

Recomendaciones

Siete fueron cumplidas, otras siete no se han implementado porque no se realiza un nuevo concurso. La recomendación cinco no ha sido cumplida.

Intentos

El plan de revisión de Arcotel no contaba con plazos ni fechas para su ejecución. En diciembre se hicieron otros proyectos que no prosperaron.

Frecuencia temporal

Contraloría está realizando un examen especial a los procesos de concesión y renovación de frecuencias de radio y televisión de 2012 a 2015. También la asignación temporal de frecuencias de televisión abierta, desde el 19 de febrero del 2015 al 30 de septiembre del 2018. En ese segmento están las entregas para la transmisión de TVC.

El contexto

Guillermo León tenía 60 días para cumplir con la orden de la Contraloría de revisar las 221 frecuencias otorgadas en el anterior gobierno. No lo hizo. La Contraloría detectó concentraciones e irregularidades en el concurso de frecuencias. Los criterios de asignación no fueron técnicos. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *