La OPEP necesita seguir con los recortes este año

La OPEP recortó ayer sus pronósticos para la demanda global por su crudo en 2019, ante una mayor oferta de productores rivales, lo que apoya los argumentos para prolongar más allá del primer semestre el pacto de reducción al bombeo que acordó con Rusia y otros aliados.

La reducción continuada de suministros respaldaría aún más los precios del crudo, que han subido cerca de un 25 por ciento en lo que va de año, una situación que provocará probablemente la ira del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha exigido a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) poner fin a sus iniciativas para equilibrar el mercado.

En su reporte mensual, la OPEP dijo que en 2019 la demanda por su crudo declinaría a 30,46 millones de barriles por día (bpd), un recorte de 130.000 bpd respecto a la cifra que calculó el mes pasado y menos que el volumen de su producción actual.

La OPEP, Rusia y otros productores ajenos al grupo, una alianza conocida como OPEP+, redujeron su bombeo en 1,2 millones de bpd desde el 1 de enero, por espacio de seis meses. El reporte indicó que el alza de la producción fuera del grupo aumenta la necesidad de continuar con las restricciones en el suministro.

“Aunque se espera que la demanda petrolera crezca a un ritmo moderado en 2019, todavía sigue bien por debajo del fuerte crecimiento previsto para la estimación de producción ajena a la OPEP para este año”, señaló el reporte.

“Esto destaca la continua responsabilidad compartida de todos los países productores participantes para evitar una reedición del desequilibrio y seguir respaldando la estabilidad del mercado petrolero en 2019”, agregó.

Fuentes de la OPEP han indicado que el escenario más probable es una extensión del pacto de recorte de producción. El grupo y sus aliados tienen previsto reunirse en abril y junio para discutir su política.

En su informe, la OPEP dijo que su producción petrolera cayó en 221.000 bpd intermensual, hasta los 30,55 millones de bpd en febrero. Esta cifra implica un cumplimiento del 105 por ciento de los recortes prometidos, según cálculos de la agencia Reuters, por encima de la tasa de enero.

Pese a que el Gobierno ecuatoriano ha apoyado las decisiones de la OPEP en los recortes de producción, ahora el país busca negociar con el cartel para incrementar el bombeo de crudo. A fines del mes pasado, el ministro de Energía, Carlos Pérez, aseguró que trabaja “para conseguir de la OPEP una especial concesión para que Ecuador pueda producir al menos 530.000 barriles de los 508.000 que es la autorización que hoy tenemos por esa entidad internacional”.

Ecuador, el miembro más pequeño de la OPEP, tuvo un incremento en su producción petrolera a partir del segundo semestre de 2018 y sobrepasó el límite asignado, llegando actualmente a los 535.000 barriles diarios, agregó el ministro.

El ministro Pérez estimó que no tendrá “ningún problema en obtener esa bendición” de la OPEP para “disponer de esos recursos tan necesarios para el país”.

Crisis

Venezuela recortó más

La producción de crudo en Venezuela cayó durante febrero, según las cifras publicadas ayer por la OPEP, que pidió además a Estados Unidos que contribuya a la estabilidad del mercado. Más de la mitad de esta caída se explica por Venezuela, donde la producción cayó en 142.000 barriles al día en relación a enero. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *