Simón Pachano: ‘Una cadena de errores sobre elección del Cpccs’

Simon Pachano es doctor en ciencias políticas por la Universidad de Salamanca. Ha sido autor de varios libros sobre democracia, procesos políticos, partidos y elecciones.

Fue Visiting Fellow en el Kellog Institute de la Universidad de Notra Dame y ha sido profesor en universidades de América Latina y España. Como catedrático de Flacso Quito sus líneas de investigación han sido: democracia, calidad de la democracia, y partidos políticos.

Las elecciones del próximo domingo serán complicadas, sobre todo por la poca claridad en la elección del Consejo de Participación Ciudadana…

El problema más complejo en esta elección va a ser el de la elección del Consejo de Participación Ciudadana. En principio porque es la primera vez que se elige a este organismo y se lo hará de una manera que nunca se ha utilizado en el Ecuador, que es un voto unipersonal, pero de varias personas. Es una contradicción.

¿Hay una confusión sobre qué se vota, entonces? ​ Eso va a generar una confusión muy grande, porque no se sabe exactamente cómo se debe votar ni cuál es el procedimiento ni la mecánica de la votación. Una cosa muy diferente es cuando se vota unipersonalmente, por ejemplo, para presidente de la República, para alcalde, o prefecto. Allí se vota por una persona y punto. Pero cuando se vota en listas se lo hace por la lista o por personas dentro de las listas.

En este caso, no es ni una votación unipersonal ni una votación por lista. Aparte de eso, está el hecho de la existencia o no del Consejo de Participación, ya que para la mayoría de los ciudadanos no hay claridad sobre qué es y para qué sirve. Sus funciones no fueron claras para la mayoría de las personas y eso también es un elemento que hace que la confusión sea más grande. Hay toda una serie de complejidades en esta elección.

¿Complejidades como que los candidatos no sean políticos ni puedan hacer proselitismo?

Me parece que además hay otro problema en la elección. Este órgano es estrictamente político, por las funciones que tiene, ya que, entre otras cosas, tiene que encabezar y organizar todo el procedimiento de selección de autoridades: contralor, fiscal, superintendentes, defensor del pueblo, etc. Eso es un acto político, pero se prohíbe que la gente que vaya allá sea política. Es un absurdo. ¿De qué estamos hablando? Si se prohíbe que los políticos lleguen a un cargo político, o que un cargo político sea ocupado por políticos. Eso es un sinsentido. Hay un conjunto de errores. Una cadena de errores, que van sucediéndose uno tras otro.

¿El Ejecutivo nunca los vislumbró al llamar a Consulta Popular?

Sí. Por supuesto. Yo creo que no midieron adecuadamente las consecuencias que tenía el hecho de convocar a elección del Consejo de Participación Ciudadana. Así mismo creo que la aplicación de la ley en sí misma, y la forma de aplicar la Ley Electoral hizo que en este momento tengamos centenas de organizaciones políticas. Todos eso genera problemas. Esto hay que revisar en el plano legal, incluso, hay que hacer una reforma profunda para impedir que se vuelva a producir todo este escenario de estas elecciones.

¿El Consejo Nacional Electoral tampoco previó escenarios adecuadamente al hacer tres papeletas para el Cpccs, y después viene otro problema por el voto nulo?

Así es. Y el tema de los votos nulos me parece que va a ser un tema muy complejo, muy difícil de resolver. En términos lógicos, el voto nulo en una elección como la del Consejo, se complica por todas las razones que hemos visto, en el sentido de que es una votación por persona. El voto nulo debería contarse por el número de votos que tiene cada persona. Es decir, que cada persona tiene siete votos en esta elección y puede usarlos, ya que si los usa, esa persona habría votado por siete candidatos, si no los usa, se va a contar como uno solo. Y eso no puede ser. Por eso tiene que contarse por cada uno de los que anuló. Entonces, ahí hay un problema serio.

¿Queda en entredicho el Consejo Nacional Electoral, porque ha tomado algunas acciones y no han resultado?

Lo del Consejo Nacional Electoral hay que analizarlo con cuidado, porque hay que considerar que este consejo, el actual, nació cuando prácticamente estaba el proceso electoral, no digo que ya estaba convocado, pero ya estaba bastante avanzado el tiempo para eso y entonces hay un grave problema. Pensemos que el anterior consejo fue transitorio y ese consejo hizo una serie de cambios, incluso, reglamentarios que también afectaron de alguna manera a la elección. Por ejemplo, ese consejo, el transitorio, fue el que aceptó la inscripción de más de 170 organizaciones. Ahí hay que ver bien dónde estuvo el problema.

Si hay la voluntad política de quitarle sus funciones, todo será infructuoso y se le habrá quitado legitimidad al Cpccs.

Yo creo que es un sinsentido elegir a esas personas. En ninguna parte del mundo se tiene un organismo de ese tipo. Sus funciones las tiene el órgano legislativo, y es un absurdo tener a este Consejo de Participación. De hecho, es un organismo que no tiene ninguna legitimidad como principio democrático, pero también va a tener una baja legitimidad electoral por la cantidad de votos nulos que seguramente van a existir. Muchos de ellos serán en protesta en contra de ese organismo y otros se darán por la dificultad de la elección. (Diario El Comercio)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *