Un ‘vuelco’ al tablero político del Ecuador

No solo está en juego la selección de alcaldes, prefectos, concejales e integrantes de las juntas parroquiales; las elecciones seccionales del domingo reflejarán el nuevo orden de las organizaciones políticas en cada provincia tras la fragmentación de Alianza PAIS y la disminución de la participación de la maquinaria gubernamental dentro de la campaña.

El pulso entre movimientos y partidos demostrará, por ejemplo, el peso que mantiene la figura del expresidente Rafael Correa en las votaciones. Dicha figura, en 2014, ya tuvo algunas bajas en las principales ciudades del país. Quito, Guayaquil y Cuenca no eligieron a los candidatos de la autodenominada revolución ciudadana.

En la capital, el oficialista Augusto Barrera perdió la reelección contra Mauricio Rodas, de SUMA. En Guayaquil, en cambio, Jaime Nebot fue invencible pese a los esfuerzos de la simpatizante de Correa, Viviana Bonilla.

La pérdida en las tres ciudades, sin embargo, no fue el fin del movimiento verde flex. La constante campaña en los enlaces sabatinos del expresidente y la promoción electoral de entidades públicas, a vista y paciencia de los entonces integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE), permitió que el poderío de la organización política se mantenga. En total, y sin alianzas, PAIS obtuvo 1.420 puestos en las elecciones seccionales de 2014.

Ahora, dos movimientos se disputan ese legado. Por un lado, PAIS, que ahora está en manos del presidente Lenín Moreno, busca ganar en algunos cantones, aunque no propuso candidatos para varias dignidades. Quito es un ejemplo. En 2014, Correa y su gente propusieron 3.658 postulantes en solitario. Este año, la agrupación se inclinó más por la búsqueda de alianzas con grupos locales. El 40 % de sus candidatos son fruto de dichas alianzas.

El otro movimiento que espera heredar los cargos que dejó el Gobierno anterior es Fuerza Compromiso Social que ahora está en manos de los correístas y que pertenecía al político acusado de corrupción, Iván Espinel. Ellos mantienen la figura de Correa -con fotografías antiguas- en sus carteles y afiches. En Quito, su apuesta es la otrora concejala Luisa Maldonado.

Las denuncias de corrupción salpicaron a otros exaliados de Correa. Avanza, partido fundado por el ahora prófugo de la justicia y exministro y delegado del correísmo ante el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Ramiro González, tuvo un debut positivo en 2014. Sin contar alianzas, el grupo alcanzó 697 cargos de elección popular. Fue el segundo más alto después de Alianza PAIS.

¿Dónde estuvo su fuerte? Las dos organizaciones obtuvieron el mayor número de vocalías en juntas parroquiales. PAIS llegó a 1.035 cargos, Avanza -que no logró ni una prefectura- obtuvo 488 puestos en las juntas parroquiales.

En el otro extremo del mapa electoral está el movimiento Adelante Ecuatoriano Adelante. La agrupación del empresario Álvaro Noboa en 2014, bajo el nombre de Partido de Renovación Institucional Acción Nacional (Prian), solo ganó cuatro puestos. Obtuvo una alcaldía, dos concejalías urbanas y una vocalía de junta parroquial.

Este año, el movimiento postula candidatos a la mayoría de dignidades. En total, el país elegirá a 5.668 autoridades locales.

La expectativa también es alta para el Partido Social Cristiano (PSC). En las últimas elecciones seccionales, la organización solo obtuvo 41 escaños. Fue la penúltima entre los partidos y movimientos nacionales -solo estuvo por encima de la propuesta de Álvaro Noboa-. Los socialcristianos fueron superados ampliamente por SUMA, el Partido Roldosista Ecuatoriano (ahora FE), el Movimiento Popular Democrático, Alianza PAIS, Sociedad Patriótica, Pachakutik, Avanza, CREO y el Partido Socialista.

Pese a los pocos lugares obtenidos, el PSC logró la Alcaldía de Guayaquil. El domingo, sin embargo, la apuesta ya no es Jaime Nebot (porque no puede ser reelecto) y la oportunidad se abre para nuevos cuadros. La ciudad tiene 17 candidatos para el cargo de alcalde.

Lo mismo pasa en la capital. Rodas anunció, el año pasado, que no iría tras la reelección porque, según dijo a EXPRESO, desea tomarse un tiempo fuera de la política. Aseguró tras el anuncio, que la decisión no respondía a los bajos números de aceptación que tenía su gestión. SUMA no postuló a un candidato para reemplazar a Rodas.

Análisis

Los resultados, el primer termómetro de los partidos

Opiniones divididas, pero un mismo análisis: las elecciones seccionales podrían ayudar a determinar el futuro panorama político. Para el analista Oswaldo Moreno, aunque la lógica y dinámica de las seccionales difieren de las elecciones presidenciales en dos años, este proceso podría servirle como termómetro a los partidos políticos para determinar sus debilidades y fortalecer sus estrategias. “Sí podríamos decir que podrían servir como termómetro para determinar ciertas estructuras nacionales y el surgimiento de nuevos actores políticos ”, indicó.

Con él concordó Daniel Ortiz, experto en Ciencias Políticas. “Al momento estamos hablando desde la especulación, pero, dependiendo de los resultados, quizás podríamos determinar, por ejemplo, cómo las rupturas de alianzas han afectado el panorama y determinar qué nuevas tendencias podrían estar surgiendo, o los nuevos aspirantes”, comentó.

En desacuerdo se encuentra el jurista Jacinto Velázquez, quien considera que en las elecciones seccionales, los votantes se rigen por propuestas y no por ideologías. “Me parece equivocada la vinculación. Pocas personas votarán el domingo pensando en las presidenciales de 2021”. MTN

En las urnas

Anomalías

Fundamedios fue una de las organizaciones no gubernamentales que más criticó el uso de la maquinaria gubernamental para promocionar a los candidatos de Alianza PAIS durante la era correísta. Cuestionó los espacios en las sabatinas y el uso de funcionarios públicos.

Asamblea

Las elecciones de 2017 también permitieron medir las fuerzas de los movimientos políticos. CREO mostró un crecimiento sostenido y Alianza PAIS perdió buena parte del control que obtuvo en el Legislativo durante 2013. El PSC también tuvo un resurgimiento.

Participación

Aunque en papel, los partidos y movimientos políticos no tienen representantes para las elecciones del Consejo de Participación, hay líderes políticos -como Rafael Correa- que apoyan a algunos de los postulantes. La postura causó malestar entre las autoridades electorales. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *