Disminuyen las audiencias fallidas en Ecuador

El Consejo de la Judicatura acudirá a las diligencias para subsanar el problema. 

El porcentaje de audiencias fallidas en los últimos cinco años pasó del 4,09%, en 2014, al 3,18%, en 2018. Según las estadísticas del Consejo de la Judicatura (CJ), el año pasado a escala nacional, se convocaron 159.519 audiencias. De estas, únicamente 5.071 no se instalaron.
 
Sin embargo, ese porcentaje sigue siendo alto, de acuerdo con la titular de la Judicatura, María del Carmen Maldonado. A su criterio, la media nacional debería estar entre el 1% y el 2%, es decir, que de 100 audiencias fijadas, máximo una o dos no se efectúen.

Por eso, el CJ estableció varias medidas para reducir el porcentaje, en las que se incluye la presencia de funcionarios de esa institución en las audiencias, así como la comparecencia de procesados que están presos a través de videoconferencia. 
 

Situación
Las audiencias son declaradas fallidas cuando alguno de los actores inmersos en un proceso judicial (ver recuadro) no acuden al llamado de los jueces. Por ejemplo, una de ellas fue la que se fijó para que el empresario Tomislav Topic devolviera al Estado 13,5 millones de dólares. 

EL DATO
La Dirección Nacional de Gestión Procesal realiza el seguimiento mensual del porcentaje de audiencias fallidas. El 19 de febrero se estableció la cita para que el juez de flagrancia de Guayaquil, Ricardo Barrera, escuchara a las partes para definir el mecanismo de pago. Sin embargo, el magistrado se encontraba en otra diligencia y no acudió, por lo que se fijó otra fecha. 

En efecto, Guayas registra el mayor número de audiencias convocadas y fallidas. Así, de las 5.071 audiencias no instaladas en el país el año pasado, casi la mitad, 2.155 correspondieron a esa provincia. Según Maldonado, el porcentaje de audiencias fallidas allí es del 4,54%. Le siguen Pichincha, Los Ríos y Manabí. 
 

Falta sistema digital
La principal dificultad para la instalación de todas las audiencias es la falta de disponibilidad de jueces, abogados y fiscales, explicaron los abogados penalistas Diego Chimbo y Nicolás Salas. Para que todas las audiencias se cumplan deberían estar presentes en varias al mismo tiempo, indicaron. 

A su criterio, los jueces difieren las audiencias en función de sus agendas o la de la Fiscalía, pero no toman en cuenta la de los abogados, provocando que se vulnere el derecho a la defensa de los procesados. 

En ese sentido, Chimbo indicó que “no se puede exigir un 100% de efectividad porque la circunstancia operacional no lo permite”. Frente a lo cual, Salas propone un sistema digital para fijar las audiencias, que tome en cuenta las agendas de todos los actores.


Medidas 
Para reducir las audiencias fallidas, funcionarios de la Judicatura están presentes, confirmó Maldonado a La Hora. Su objetivo, dijo, no es presionar a los jueces, sino presionar para que las audiencias se lleven a cabo. “Nuestros funcionarios están bien conocedores de que no pueden influir en los fallos”, insistió. 

EL DATO
El Código Penal establece sanciones a los funcionarios judiciales, peritos y abogados que no acudan a las audiencias. Esta medida, de acuerdo con los abogados, debe ser aplicada con precaución para prevenir lo que se dio en el gobierno de Rafael Correa. En ese régimen, funcionarios de la Judicatura y del Ministerio del Interior acudían a las sesiones para presionar a los jueces para que fallaran a favor del Gobierno. 

Por eso, los dos insisten en que la presencia de los funcionarios debe ser estrictamente para verificar cuestiones administrativas. Así, Salas señaló que no habría razón para que quienes estén monitoreando se queden durante toda la audiencia, sino “podría entenderse como una vigilancia a las decisiones judiciales”. (Diario La Hora)

Motivos 
De causas fallidas

°  Ausencia del procesado. 
° Ausencia del defensor particular. 
° Ausencia del fiscal. 
° Ausencia del procesado por no trasladarlo a la sala de audiencias. 
° Ausencia del ofendido. 
° Ausencia del defensor público. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *