Escasea agua y alimentos para migrantes en México

Se estima que más de 500 migrantes esperan un salvoconducto en Tapachula.
 

Redacción TAPACHULA (MÉXICO)

EFE

Pasan los días y crece la incertidumbre y la desesperación de los migrantes tras haberse iniciado las repatriaciones desde el suroriental estado de Chiapas y con la llegada de convoyes con agentes de la Policía Federal de México, y al escasear el agua y la comida.

En las inmediaciones de la estación migratoria Siglo XXI de la ciudad de Tapachula, más de 500 migrantes ya desesperados se mantienen en una tensa espera para ser atendidos por el Instituto Nacional de Migración, mientras miles más aguardan en el interior a que se les entregue un salvoconducto para cruzar el país.

Se desconoce si el instituto les dará el ansiado documento, y desde el jueves pasado han sido ya repatriados más de 200 migrantes, principalmente haitianos y cubanos.
 

Ocupación temporal
Varios migrantes han buscado en qué emplearse temporalmente mientras esperan el pase de salida. Trabajan en lo que esté a su alcance, como Óscar Steven García y Elvin René Arriola, de Honduras.

EL DATO
En el municipio de Mapastepec hay 2.500 migrantes temerosos de ser repatriados.“Nosotros estamos trabajando, ejerciendo lo que es nuestra gastronomía. Nuestras esposas hacen trenzas africanas y extensiones”, confió Elvin.

Dijo que esperan que “las organizaciones que están apoyando a los migrantes tomen carta en el asunto para reactivar el proceso migratorio pendiente, porque no todas las personas venimos en son de carga; muchas personas necesitan legalizar, estabilizarse para poder ejercer su profesión, oficio o cualquier tipo de manera de sobrevivir”.

Consideró que no han sido deportados “porque hemos buscado la manera de sobrevivir, pero si no, las autoridades hubieran buscado represalias contra nuestra cultura”.
 

Grave situación
En las estaciones migratorias los migrantes viven en condiciones precarias, ya que no tienen agua ni alimentos, por lo que la situación amenaza salirse de control con el riesgo de convertirse en una emergencia sanitaria.

Varias madres de la República Democrática del Congo manifestaron en Tapachula que necesitan comida, agua para beber y pañales para los niños, ya que tienen más de 20 días en el campamento que instalaron afuera de la estación Siglo XXI.

Varias caravanas de migrantes centroamericanos han ingresado a este lado de la frontera desde octubre del año pasado y se han cruzado con la llegada de los migrantes extracontinentales, lo que se convierte en el éxodo más numeroso que arriba a la ciudad fronteriza de Tapachula. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *