La falta de transparencia alienta los gritos de fraude

Lo gritan en Los Ríos y también en Guayas: fraude. Es la palabra de moda cada vez que termina la votación y empieza el escrutinio, en al menos tres procesos electorales anteriores, y estos últimos comicios no son la excepción. La denuncia presentada ayer en la Fiscalía del Guayas por el candidato a alcalde de Salitre por el movimiento Unidad Popular, Julio Alfaro Mieles (ver subnota), se suma a otra de tres aspirantes al Consejo de Participación Ciudadana. En ambos casos se habla de un supuesto fraude electoral.

¿Realidad o capricho? El exvicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Fausto Camacho, prefiere hablar de un ambiente de falta de transparencia en los diferentes procesos electorales, lo que confluye con las aspiraciones de algunos candidatos y da como resultado estos constantes gritos de fraude. Recuerda que los Consejos Electorales de la época correísta, por su origen, cayeron en esta carencia de claridad en su gestión y que, a su criterio, el actual ente electoral no supo librarse. “Una parte del Consejo se ha convertido en una especie de caja de resonancia de intereses políticos particulares. No hay plena independencia… A eso se suma que se mantuvo una política de ausencia de transparencia porque no se modificaron los procedimientos establecidos por la administración correísta”.

Medardo Oleas, expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral, es de los que consideran que se ha manoseado el argumento del fraude electoral al punto de sacarlo a relucir por “cualquier cosa”. “Pueden existir errores por falta de capacitación a los miembros de las juntas receptoras, pero no puede ser calificado como fraude… No se puede cometer fraude porque nuestro sistema es seguro”, acota.

Uno de los casos de supuesto fraude que trascendieron fue el impulsado por el entonces Acuerdo Nacional por la Transparencia, que denunció la presunta votación de ecuatorianos en el exterior durante las elecciones seccionales de 2014, proceso en el que no estaban facultados para votar. La solicitud de investigación llegó a la Fiscalía y fue archivada por pedido del entonces fiscal general, Galo Chiriboga, porque “los hechos acusados no constituyen delito y, además, se ha vencido el plazo” para la investigación.

De las urnas a la justicia

El candidato a la Alcaldía de Salitre por el movimiento Unidad Popular, Julio Alfaro Mieles, solicitó ayer la investigación de un presunto fraude electoral en ese cantón guayasense. Según dijo, se habrían alterado votos blancos y nulos en 10 actas a favor del candidato Milton Moreno, de Sociedad Patriótica. Paralelamente a este recurso, tiene previsto presentar otros ante el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Contencioso Electoral, para solicitar que se revierta la revisión de esas actas y la sanción de la Junta Electoral. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *