Raúl Castro promulgó nueva constitución cubana con malos augurios para la economía de la isla

Redacciòn LA HABANA

EFE

Cuba promulgó ayer su nueva Constitución durante una sesión solemne e histórica de la Asamblea Nacional, el mismo día en que hace 150 años se comenzó a redactar la primera Carta Magna de la isla.

Este nuevo texto es “hijo de su tiempo”, “garantiza la continuidad de la Revolución y sintetiza las aspiraciones de todos los que han luchado por una Cuba de justicia social”, aseguró el expresidente cubano Raúl Castro en el discurso de promulgación.

El líder del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC, único legal), de 87 años, aseguró que es un privilegio para él repetir la “alta responsabilidad” que le encargó su hermano, el fallecido exmandatario Fidel Castro, de promulgar la Constitución de 1976, que deja de estar vigente, agregó.

Recordó que la fecha escogida para este acto oficial no es casual, porque recuerda a la primera asamblea constitucional, convocada el 10 de abril de 1869 por los padres de la independencia cubana, seis meses después del inicio de las guerras contra el dominio español.
 

La carta
Su entrada al salón de la Asamblea Nacional, custodiada por dos soldados vestidos a la manera de los mambises (luchadores independentistas cubanos del siglo XIX), dio inicio a la sesión extraordinaria del Parlamento.

Antes, se dispararon 21 salvas desde La Habana y Santiago de Cuba. “Esta (nueva) Constitución es continuidad de aquella primera, en tanto salvaguarda como pilares fundamentales, la unidad de todos los cubanos y la independencia y soberanía de la patria”, aseguró Castro, quien lideró esta reforma, que cimenta los cambios económicos impulsados durante su Presidencia en la última década (2008-2018).

Compuesta por 229 artículos, 11 títulos, 2 disposiciones especiales, 13 transitorias y 2 finales, la nueva Carta Magna plasma las reformas económicas de la última década, sin introducir cambios en el sistema político de la isla.

El texto reconoce la propiedad privada y considera necesaria la inversión extranjera, aunque mantiene al Partido Comunista de Cuba como “fuerza dirigente superior” y ratifica el comunismo como aspiración.

Tras la proclamación comenzará un proceso legislativo en el que se elaborarán cerca de medio centenar de nuevas leyes.

Malos augurios para la economía
°  En la misma ceremonia, el expresidente Raúl Castro instó a los cubanos a “estar preparados para la peor variante” de la economía, en un momento en que el endurecimiento del embargo de Estados Unidos y los agravados problemas en la balanza de pagos ponen en jaque al país.

“La situación podría agravarse en los próximos meses”, expresó el líder del Partido Comunista. Confió, sin embargo, en que Cuba no va a experimentar un nuevo Período Especial, en referencia a la grave crisis financiera, energética y alimentaria que sufrió el país a principios de los años 90 tras la caída de la Unión Soviética y la retirada de los subsidios que la isla recibía del bloque comunista. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *