Aeronave israelí no pudo llegar a la luna

Un módulo no tripulado con fines educativos partió en febrero, pero no pudo aterizar por fallas técnicas.

Redacción JERUSALÉN

EFE

El módulo espacial israelí Bereshit, que pretendía aterrizar en la luna ayer, no consiguió llegar finalmente con éxito al satélite, tras semanas de ruta por el espacio para cumplir con su misión.

El proceso de aterrizaje quedó abortado a las 22:25 hora local, cuando estaba previsto que la aeronave llegara a la superficie lunar, según se retransmitió en directo a través de un canal de Youtube habilitado por los promotores del proyecto, la entidad privada SpaceIl y el grupo estatal Industria Aeroespacial de Israel (IAI).

Tras comenzar su maniobra final de aterrizaje a las 22:10, la aeronave no tripulada, de 585 kilos de peso y 1,5 metros, inició un proceso calificado por los ingenieros de la IAI como “un camino de no retorno”, pero perdió su motor principal, se encaminó hacia un descenso incontrolado y no consiguió aterrizar.

Los ingenieros de la IAI, que controlaban y contemplaban el proceso de aterrizaje desde su base en Yehud (centro de Israel), comunicaron que la operación había fracasado ante un público expectante.

“Si no lo consigues, lo pruebas otra vez”, declaró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que se encontraba en la base aeroespacial, donde consoló a los ingenieros, que alegaron, con sentimientos encontrados de decepción y satisfacción, que pese a fracasar en el último momento, era un logro que la aeronave hubiera llegado a estar tan cerca de la Luna.
 

El viaje
El módulo lunar no tripulado fue puesto en órbita el 22 de febrero, en la primera misión israelí que se llevaba a cabo, y se trataba del primer viaje espacial de la historia sufragado enteramente por donaciones privadas y dedicado a fines educativos.

En caso de haber tocado la superficie del satélite, Israel se hubiera convertido en el cuarto país de la historia en conseguir este hito. Si lograba aterrizar en la superficie lunar, Bereshit (Génesis en hebreo) iba a medir el campo magnético del satélite y enviar imágenes a la Tierra. 
 

Vuelve interés por el satélite natural 

° Redacción JERUSALÉN

AFP

Previsto inicialmente en 10 millones de dólares, el costo fue finalmente de 100 millones, pero “es el aparato menos caro” con el que se intentaba este tipo de misión, insistió el grupo IAI. El empresario y filántropo Morris Kahn financió el desarrollo del robot.

Cerca de 50 años después de los primeros pasos del ser humano en la Luna, este satélite distante de la Tierra en promedio a 384.000 km, suscita de nuevo interés. 

China hizo alunizar en enero un robot en la cara oculta de la Luna.

India espera convertirse esta primavera boreal en el quinto país en posarse con su misión Chandrayaan-2, que incluye un alunizador y un robot móvil.

Japón prevé el envío hacia 2020-2021 de un pequeño alunizador denominado SLIM, para estudiar una zona volcánica

Los estadounidenses son por ahora los únicos que han caminado en la Luna: doce astronautas tocaron la superficie en seis misiones realizadas entre 1969 y 1972. El regreso a la Luna es ahora política oficial de la Nasa, según directivas del presidente Donald Trump en 2017. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *