El IESS está cercado por informes de Contraloría

Diez años de correísmo dejaron una huella de quiebra difícil de quitar en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Lo dicen sus autoridades actuales y 35 exámenes especiales de la Contraloría General del Estado. El ente de control incluso estableció cinco documentos con responsabilidades civiles y penales en contra de funcionarios y delegados del expresidente Rafael Correa.

De esos 35 documentos, al menos 23 involucran directamente al IESS. El resto corresponde a estudios a la seguridad social de la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas. Ahí también hay novedades.

La Dirección Nacional de Auditoría de Salud y Seguridad Social de la Contraloría determinó, entre otros puntos, que en el IESS se cometieron ilegalidades ordenadas por los presidentes del directorio de la entidad. Los auditores señalaron, por ejemplo, que no se debía declarar como reservados los estudios actuariales. Eso causó que la “ciudadanía conozca la sostenibilidad de los fondos”.

EXPRESO publicó, esta semana, parte de los nuevos estudios actuariales. El año pasado, la declaratoria de reservados fue levantada.

Los exámenes de 2018 determinaron, además, “que no se aplicaron las recomendaciones tendientes a garantizar el equilibrio financiero de los seguros y la reducción de los patrimonios de los fondos de pensiones y riesgos del trabajo”. Por eso existe la necesidad del Gran Diálogo Nacional propuesto por el presidente del directorio del IESS, Paúl Granda.

El estudio también centró su mirada en la adquisición de medicamentos por subasta inversa. Se identificó que no se canjeó “oportunamente la devolución de medicamentos caducados, ocasionando que el hospital de Machala, por ejemplo, no cuente con medicamentos para el tratamiento del cáncer, la diabetes y el VIH”. Las pérdidas ascendieron por un millón de dólares.

Otro de los ejes cuestionados fue la construcción de nuevos hospitales y centros de salud. A más de estar subutilizados, en las adjudicaciones no se justificaron gastos e incrementos de precios. Tampoco hubo estudios previos para validar las obras.

En el hospital de Los Ceibos, como caso estrella, no se justificó la contratación mediante régimen especial. Es decir, se adjudicaron obras sin concurso ni mecanismos de transparencia.

Informes

Préstamos sin justificación

La Contraloría realizó exámenes especiales al Seguro Social con la veeduría de personas ajenas a la entidad. Ahí se determinó que se “suscribió un convenio de crédito para el financiamiento de la construcción de hospitales sin considerar que la entidad había certificado la disponibilidad de los recursos. Los créditos causaron costos por 8 millones de dólares”. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *