Ola Bini: prisión preventiva y cuentas inmovilizadas

Gobierno asegura que está vinculado con Julian Assange y se lo acusa de ataque a la integridad de sistemas informáticos.

Prisión preventiva y la inmovilización de las cuentas bancarias dispuso el juez de la Unidad de Flagrancia, Rodolfo Navarrete, en contra de Ola Bini, ciudadano sueco radicado en Ecuador desde 2013, que fue detenido el jueves por presuntos nexos con Julian Assange, quienes según las autoridades habrían conspirado en contra del Gobierno. 


La audiencia se instaló a las 22:00 del viernes y a la madrugada de ayer se dio a conocer la resolución judicial. Según un boletín de la Fiscalía, el juez calificó la legalidad de la detención y escuchó la intervención de las partes procesales.


La Fiscalía formuló cargos en contra de Ola Bini por su presunta participación en el delito de ataque a la integridad de sistemas informáticos, contemplado en el numeral 1 del Artículo 232 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). 


Durante la audiencia, Navarrete manifestó que tanto en las maletas del imputado, detenido en el Aeropuerto de Quito cuando pretendía viajar a Japón, así como en el allanamiento a su casa,  se hallaron computadoras portátiles, Ipads, Ipods, cables USB, dispositivos de almacenamiento de datos USB, teléfonos celulares, adaptadores, conectores de diferentes puertos, tarjetas de crédito, entre otros equipos. 

EL DATO
La instrucción fiscal tendrá una duración de 90 días.
La Fiscalía también presentó un reporte migratorio obtenido de la base de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) donde se detalla numerosos viajes realizados por el extranjero de 36 años de edad, y otro reporte en el cual consta que desde 2015 a 2019, realizó pagos por servicios de internet por más de 230.000 dólares. 

Defensa


Previo a la audiencia, Carlos Soria, abogado de Bini, manifestó que a su defendido se le violentaron de manera integral sus Derechos Humanos. “Mi cliente es un activista de software libre, eso quiere decir que él se encarga de desarrollar programas libres, para que todos tengamos derecho a usarlos y no tengamos que pagar. Desconoce absolutamente todo lo que ha pasado en este caso”, dijo Soria. Añadió que durante su detención ninguna autoridad le dijo en su idioma nativo del porqué de la medida. “Se encontraba realizando un viaje al Japón, ya que es deportista de artes marciales. Al momento en que se va a subir al avión, habiendo pasado el chequeo, habiendo pasado migración, no tenía ninguna orden de detención, llega a la puerta del avión y lo detienen”, manifestó. 


Con estos argumentos el abogado dijo que se trató de una detención ilegal y menos de que se trate de un delito flagrante. “Me parece terrible la actuación de la Fiscalía que en estos momentos quiera desconocer los derechos fundamentales de esta persona”, concluyó. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *