El precio del crudo plantea preguntas

Espaldarazo en Washington. El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, concluyó este domingo 114 de abril, con halagos y señales de apoyo, su participación en las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Martínez llegó a la cita luego de suscribir el acuerdo con el FMI y seis organismos multilaterales que busca dar al país 10.200 millones de dólares en los tres próximos años.

De acuerdo a analistas de fondos y bancos de inversión, consultados por EXPRESO, que acudieron también a las reuniones la semana pasada en Estados Unidos, la visión del plan económico del Gobierno es alentador, por ahora.

Eso se ha visto reflejado en la disminución del riesgo país de Ecuador. En enero de este año el indicador superaba los 800, mientras que el viernes pasado cerró en 558 puntos.

Incluso, por estos días, el viento sopla a favor de los ingresos del Gobierno. El precio del petróleo se ha incrementado en las últimas semanas por factores como las sanciones y la caída de la producción petrolera de Venezuela.

El pasado viernes, el precio del barril de West Texas Intermediate (WTI), referencial para el petróleo ecuatoriano, cerró en 63,89 dólares.

Si bien la situación de la economía del país es mejor con un petróleo más caro, ese mismo costo plantea algunas interrogantes sobre las metas trazadas en el acuerdo entre Ecuador y el FMI.

Uno de los objetivos del plan con el Fondo es reducir gradualmente el gasto en subsidios a los combustibles. No obstante, el incremento del precio del petróleo también significa un gasto mayor en importación de derivados de petróleo para el fisco. Días antes de suscribir el acuerdo con el Fondo, el precio del WTI rondaba los 58 dólares. La proforma 2019 se elaboró con un barril de crudo de 50,05 dólares.

Para este año, la meta en el marco del acuerdo con el Fondo es gastar en subsidios un equivalente al 1,8 % del Producto Interno Bruto (PIB), unos 2.000 millones de dólares. El año pasado se gastó un equivalente al 3,5 % del PIB, unos 3.800 millones de dólares.

Es decir, se busca reducir el gasto en, aproximadamente, 1.800 millones de dólares. Martínez ha asegurado que gracias a los ajustes a los subsidios de las gasolinas extra, súper y diésel del año pasado se conseguirá el objetivo. A eso se suma un menor gasto en ese rubro gracias a un menor costo del precio del petróleo (ver gráfico). Pero por ahora, la tendencia en lo que va del año es otra.

El Gobierno tiene márgenes de maniobra para conseguir sus metas, en caso de que el precio de petróleo continúe elevado, asegura Alejandro Arreaza, economista de Barclays Capital para América Latina. Una de las opciones que contempla el especialista es revisar nuevamente el precio de los combustibles, ajustar más el gasto, entre otras opciones.

Se tiene previsto que el próximo mes llegue a Ecuador la misión del FMI para realizar la primera revisión de cumplimiento de metas del acuerdo y Arreaza espera que en el encuentro se trate este tema.

Si bien las reformas que debe efectuar el Gobierno en materia laboral y tributaria son complejas, el mercado considera que son realizables, aseguró Ramiro Crespo, presidente Ejecutivo de Analytica Securities, quien también estuvo en Washingon en días pasados.

“La situación política del país (…) es algo manejable porque las medidas son necesarias. No hay alternativas si queremos empezar un proceso de recuperación”, dijo Crespo.

Kevin Daly, gerente Senior de Inversiones en Aberdeen, quien se reunió con Martínez, considera que las metas en cuanto a reservas internacionales que se ha planteado en el marco del acuerdo con el FMI son muy ambiciosas. Al cierre de este año la meta de reservas es de 3.097 millones de dólares.

¿Hay apoyo político para las reformas? Daly aseguró que el Gobierno comienzan a hablar con los diferentes partidos. Según el funcionario de Aberdeen, el partido de Guillermo Lasso, CREO, apoya el acuerdo con el FMI pero todavía no lo hace público. Todavía queda dialogar con Jaime Nebot.

Petroecuador subió la cifra

En la proforma presupuestaria 2019 se estableció que el gasto en subsidios para este año ascendería a 1.742 millones de dólares. No obstante, Petroecuador actualizó ese monto en su presupuesto y lo ubicó en 2.124 millones de dólares, un 22 % más que lo previsto. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *