La deuda a las prefecturas pone en riesgo la vialidad

La falta de dinero en las prefecturas pone en riesgo los planes de desarrollo en cada una de las provincias. La deuda que mantiene el Estado desde 2015, 348 millones de dólares, y el planteamiento del Gobierno de cancelarla en papel y no en dinero, aumenta la posibilidad de que la ejecución de varios proyectos en carreteras, riego y drenaje no se cumpla o, cuando menos, se retrase. Son los temores de los prefectos que el próximo 14 de mayo asumen funciones.

Una de las provincias a las que más se le adeuda es a Azuay, con 55 millones de dólares. “Sin recursos en efectivo las prefecturas van a paralizarse, la vialidad está completamente destruida, los canales de riego están abandonados, el aparato productivo está en pésimas condiciones”, afirmó el prefecto electo del Azuay, Yaku Pérez. Precisó que el 70 % de las carreteras rurales en la provincia está en malas condiciones, lo que perjudica a la productividad, “sin tomar en cuenta que los caminos malos pueden ocasionar accidentes de tránsito”.

Para el prefecto electo de Manabí, Leonardo Orlando, un problema que ve y en que enfoca su preocupación es en las competencias de riego y drenaje. “Hay mucho que trabajar en el tema de las represas: liberar de lechuguines, encauzamiento de ríos, la gestión de riego, el ambiental y el drenaje que es fundamental”, aseguró. Como muestra, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGRE) cifró en 2.000 las personas afectadas por el invierno y las pérdidas en los cultivos contabilizan aproximadamente 3.600 hectáreas.

Otros prefectos, como Jorge Guamán, de Cotopaxi, y Guillermo Herrera, de Carchi, han optado por recurrir al endeudamiento. Como autoridades reelectas, ya tienen planes para ir sacando proyectos que, en muchos casos, han estado paralizados hasta por dos años. Sobre todo, en riego.

Reunión

Revisar avances y asegurarlos

n Los 23 prefectos no quieren que los compromisos a los que lleguen con el Gobierno en las mesas técnicas queden solamente en el papel.

Desde ya se planifica una nueva reunión con el presidente de la República, Lenín Moreno; el vicepresidente, Otto Sonennholzner, y varios de los ministros para la primera semana de agosto.

El prefecto del Azuay, Yaku Pérez, dijo que en la reunión se hará una revisión de los avances que tenga cada una de las decisiones que se vayan adoptando. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *