Las minorías móviles condicionarán la agenda

La división al interno de la Asamblea obligará, en el próximo período legislativo que inicia el 14 de mayo, a las diferentes tiendas políticas a lograr acuerdos para lograr sacar leyes y tener procesos de fiscalización con resultados. Todas las agrupaciones políticas ven que ‘la herencia’ para el próximo titular de la Legislatura es “complicada”.

Ahora los partidos políticos consultados por EXPRESO ya no quieren hablar de una agenda legislativa por el número de leyes a aprobarse, sino que se establezca la agenda por temas. “No es el número de leyes que se aprueben, sino la calidad de las mismas” repitieron varios legisladores.

Durante la administración de la actual presidenta, Elizabeth Cabezas, por al menos tres ocasiones se reunió con los jefes de bloque para acordar la cantidad de leyes que quería aprobar durante su administración. La última vez se estableció que 46 leyes, planteamiento que solo quedo en el número.

Ahora se habla de trabajar en los temas de seguridad social, empleo, reactivación económica, seguridad ciudadana, “para sintonizarse con el sentir de la gente”, sostuvieron.

¿Cómo hacerlo? El manejo de mayorías móviles para los diferentes temas. El asambleísta del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), Fernando Burbano, plantea la conformación de una “coalición” al interno de la Asamblea, la cual trabaje unida en leyes y sin descuidar la fiscalización. Cree que es hora de dejar de lado enfrentamientos y temas infructuosos.

“Siempre será difícil manejar una Asamblea cuando están atomizadas las fuerzas políticas, cuando aparecen estos minibloques, ya no solo los reconocidos; en este sentido hay que hacer un ejercicio para poder contentar a la mayoría de bloques, e incluso a los que no son bloque pero tienen una representación importante”, dijo el legislador Homero Castanier, de CREO.

Para el asambleísta de la Revolución Ciudadana (RC) Pabel Muñoz, el manejo tal como está la Asamblea será difícil, sea quien sea electo. Cree que esto obligará a que el manejo del Parlamento esté basado en puntos de consenso para la fiscalización y para la legislación.

“Uno de los objetivos de las nuevas autoridades es avanzar en la imagen que tiene que darse al país, que tiene que haber unidad, que todos los temas que han dividido deben dejarse a un lado y priorizar los objetivos específicos y nacionales”, señaló el coordinador de la Bancada de Integración Nacional (BIN), Eddy Peñafiel.

“Al tener varias minorías al momento en la Asamblea, lo importante será saber escuchar a los demás y tomar decisiones enmarcadas en el consenso”, declaró la asambleísta Ana Belén Marín, de PAIS.

Para el asambleísta Henry Cucalón, del PSC, ahora trabajar con minorías será un desafío democrático, que se consigue con liderazgo, compromiso, capacidad de diálogo y sintonizándose con el ciudadano.

“El o la nueva presidenta lo que hereda es algo que debemos desterrar, que es esta disputa entre correístas y no correístas que tienen amenazado y casi paralizado al Parlamento. Eso es lo que hereda y lo que tiene que revertir”, indicó. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *