Jueza dispone investigar fiscales del caso de Froilán Jiménez

Durante la investigación de la muerte de Froilán Jiménez, fallecido en la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010 (30-S), se vulneraron los derechos a la defensa de los procesados y de la víctima, y a la seguridad jurídica. 

Con esos argumentos, la jueza de la Unidad Penal Ximena Rodríguez, declaró la nulidad del proceso desde el día 15 de la instrucción fiscal. La audiencia de formulación de cargos se dio el 5 de septiembre de 2018 y, a partir del 20 de septiembre, el expediente estuvo sin fiscal, “en el limbo”, por 23 días. 

La juzgadora instaló ayer la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio en contra de los oficiales de las Fuerzas Armadas, Wilson Reina y Vicente Nájera, acusados del delito de asesinato. 

Tras escuchar a las partes, Rodríguez determinó que la actuación del fiscal Fabián Salazar y la desorganización de la Fiscalía provocaron afectaciones al debido proceso. 

Por lo que, además de la nulidad, ofició a la fiscal general, Diana Salazar, que investigue las actuaciones de los fiscales a cargo del caso y, de ser necesario, inicie procesos administrativos y penales. 
 

Cuestionamientos 
Durante la audiencia, Edwin Romero, abogado de la víctima, calificó la investigación como “una vergüenza para la Fiscalía y el Estado”, por los “hechos bochornosos” ocurridos dentro del proceso judicial. Esto porque no se determinó al autor material del delito y porque el caso pasó de mano en mano sin que los funcionarios quisieran asumir la indagación. Pero, sobre todo, por los 23 días que el caso estuvo sin fiscal. 

120
días duró la instrucción fiscal, pero se regresa al día 15 tras la resolución de la jueza. El “limbo”, como lo calificó la juez, se dio desde que Salazar elevó a consulta a la Fiscalía General un posible fuero de Corte, para investigar al expresidente Rafael Correa y al exministro Javier Ponce por el delito de ejecución extrajudicial. 

Sobre ese procedimiento, la jueza le llamó la atención a Salazar porque le indicó que la vía que debió usar para vincular a otras personas era pedir audiencia. Al no hacerlo, dijo, le impidió ejercer su rol. 

Los abogados de los procesados sostuvieron que se estaría usando a dos personas como chivos expiatorios ante la incapacidad de Fiscalía de encontrar al autor del delito y evitar que el hecho quede en la impunidad. 
 

Algo ‘sui generis’ 
Nicolás Salas y Pablo Encalada, abogados de los procesados Reina y Nájera, respectivamente, desistieron de presentar vicios, aunque alegaron que sí hubo vulneraciones de forma. Pidieron que se declarara válido lo actuado para analizar un posible sobreseimiento, lo que no fue acogido por la jueza. 

Así, aunque la defensa de los acusados es la que usualmente alega los vicios para evitar que el proceso continúe, en este caso, fue la víctima y la Fiscalía los que presentaron las inconsistencias. Romero pidió la nulidad desde la etapa de indagación previa. 
 

Criterios 
Tras la resolución de la jueza, Salas y Encalada apelaron verbalmente la decisión. Al salir de la sala de audiencias en el Complejo Judicial Norte, en Quito, señalaron que “se alarga la agonía de los procesados por errores administrativos de la Fiscalía” y que es probable que exista “mucho circo” por una posible intención de vincular a Correa, Ponce y otros exfuncionarios. 

Sandra Jiménez, hermana de Froilán, cuestionó una vez más a la Fiscalía. “Es devastador para nosotros. La jueza nos dio la razón en la vulneración al debido proceso. No puede ser posible que quienes garantizan los derechos, estén tirándose la pelota de quién va a llevar el caso y lo tomen como una burla”, dijo. (Diario La Hora)

Investigación interna en la Fiscalía
° Tras conocer el dictamen, la fiscal general de la nación, Diana Salazar, ordenó iniciar una investigación interna en la Fiscalía para “determinar las acciones y movimientos realizados durante el proceso en el caso Froilán Jiménez. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *