Pastor Jonathan Carrillo va a juicio por el secuestro de Juliana Campoverde

Nombre: Jonathan Patricio Carrillo Sánchez. Edad: 37 años. Profesión: ingeniero civil. Situación procesal: Llamado a juicio. 

Un mes se tomó la jueza Yadira Proaño para anunciar si llamaba a juicio al pastor acusado como autor del delito de secuestro extorsivo con resultado de muerte de Juliana Campoverde. Ayer, en la reinstalación de la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio dio su resolución. 

Estaban en la sala del Complejo Judicial Norte, en Quito, los padres de Juliana y también acusadores particulares, Elizabeth Rodríguez y Absalón Campoverde; sus tres abogados; la fiscal Mayra Soria, y los abogados del pastor. En el público, en la primera banca, como los otros días de audiencia, el hermano del pastor, Álex Carrillo. 

Al concluir la audiencia salió tratando de evitar a los medios, diciendo que su familia está siendo perseguida. La jueza levantó ayer la orden de detención con fines de investigación que pesaba en contra de su padre, Patricio Carrillo, y su otro hermano, Israel, quienes no fueron acusados, pero que podrían ser investigados nuevamente.

Él fue el único que dijo que su familia era perseguida. Al contrario, los padres de Juliana, dijeron que finalmente, después de casi siete años, desde la desaparición de Juliana el 7 de julio de 2012, obtuvieron lo que estaban buscando, para que “la verdad brille y se haga justicia”. “Hemos dado un paso importante. No es el final”, comentó el asambleísta Campoverde. 
 

Los elementos 
La Fiscalía, en su teoría del caso, sostiene que con engaños, Juliana se subió al carro del pastor, fue llevada a un motel, violada y después asesinada. Los más de 100 elementos de convicción presentados por Soria serán usados en la audiencia de juzgamiento para probar su teoría. 

EL DATO
En la audiencia de juzgamiento se analizará el acuerdo de cooperación eficaz del procesado con la Fiscalía. La acusación particular sostiene los mismos hechos. “Vamos a presentar los testimonios y los peritajes que certifican que los dos estuvieron en los mismos lugares. Todos los indicios nos llevan directamente a que fue él, a pesar de que no se ha encontrado el cuerpo”, ratificó la abogada Pamela Chiriboga.

La Fiscalía pidió la comparecencia de más de 100 personas para el juicio. La defensa del procesado, más de 300 y la acusación particular, 150. Se estima que la audiencia podría durar una o dos semanas, así como el caso del también desaparecido David Romo. 

Hasta que se dé el juicio, Carrillo seguirá con prisión preventiva y con la prohibición de la venta de sus bienes, para la posible reparación integral a la víctima. Está recluido en la cárcel de Latacunga, desde donde, el 1 de abril, escuchó los indicios que tiene Fiscalía en su contra. 

EL DATO
Los concejales Pablo Ponce y Eddy Sánchez presentaron certificados de honorabilidad del pastor Jonathan Carrillo. “Ya era hora de que vaya brillando la justicia. Lo más importante es que Jonathan C. nos diga dónde está nuestra hija. Él tiene que pagar por todas las atrocidades”, dijo Rodríguez. 

Mientras que Paúl Ocaña, abogado del pastor, aseveró que no habría existido un debido proceso. “Dijimos que no podía ir a juicio. No dijimos que no había delito, sino que no había lo que indicaba Fiscalía”. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *