Enganchando incautos

La Constitución del 2008 fue diseñada para someterla a referéndum. Por eso había que dotarla de un dorado envoltorio. Y la maraña mediática del régimen debía difundir una serie de mentiras para enganchar incautos que -con título de abogado y sin tener realmente idea- hasta el día de hoy defienden las supuestas virtudes de una constitución trucha.

La más común es el supuesto garantismo; sistema que acompaña a los derechos, una garantía para su ejercicio. La libertad viene con una garantía que es el ‘habeas corpus’. La información, con una garantía que es el ‘habeas data’. Y en general, todos los derechos con una acción que permite protegerlos, como la acción de amparo.

Pero las tres garantías existían ya a partir del 96. Desde esa fecha éramos “garantistas”. Así que es una mentira afirmar que “la de Montecristi”, es la madre del garantismo. Un país en el que te matan por un celular de 50 dólares debe preocuparse primero de garantizar los derechos de la sociedad y no los del delincuente. Pero como estos planeaban saquearnos, debían crear un sistema que les garantice a ellos su eterna impunidad.

Si uno analiza el “nuevo” catálogo de derechos en la Constitución de Montecristi ve que es copiado de la Constitución del 98. -Pero… ¡La Pachamama, los derechos de la naturaleza! -Ese es el engañabobos más grande de todos. Igual que el Acuerdo de Bonn o el Protocolo de Kioto, todos los tratados internacionales se enfocan en la protección del medio ambiente. Es que la naturaleza solo es “un medio ambiente sano, ecológicamente equilibrado y libre de contaminación”, como expresa la Constitución del 98. Su artículo 3 también establecía como deber primordial del Estado la protección del medio ambiente. Y eso fue suprimido al instituir la naturaleza como “sujeto” de derechos y no como objeto de un deber de protección por parte del Estado. Pero …sonaba lindo la payasada de decir que la naturaleza tiene derechos. Demagogia pura para ingenuos. -¡Ni un paso atrás!, dirán los “juristas” que creen que volver a la Constitución del 98 es retroceder. Mejor es que estudien antes de hablar. (Roberto López – Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *