Vuelve el auge de los calefones a gas

Luego de que el Gobierno reafirmó que el precio del gas de uso doméstico no subirá tras la emisión del Decreto Ejecutivo 724, que establece reformas al reglamento para la regulación de precios de los derivados de los hidrocarburos, la ciudadanía opta con más fuerza a la compra de calefones de gas y deja de lado los calefones eléctricos.

Según los usuarios los dispositivos que funcionan con gas doméstico es la mejor opción para calentar el agua de los hogares, puesto que brinda más ventajas económicas en tiempos de crisis.

Realidad

De a poco el mercado se está recuperando, así lo consideran los propietarios de diferentes locales comerciales de la ciudad, quienes aseguran que estos calefones a gas salen cinco veces más que un calefón eléctrico.

“Si solo con la ducha eléctrica se eleva considerablemente la planilla de luz, peor con un calentador eléctrico. Yo prefiero el de gas porque es más conveniente”, dijo Javier Paredes, quien llegó a una ferretería para adquirir este artefacto.

Según el ciudadano a visitado varios locales y en todos coinciden que un calefón a gas es más conveniente y económico, por lo que apuesta a este dispositivo. “Tengo que ajustarme al presupuesto de mi familia, sé que el gas aún tiene subsidio”, comentó.

Byron Cedeño, técnico de comercial Kywi, explicó que en promedio, una familia de cuatro integrantes utiliza un tanque de gas al mes, lo cual representa un gasto de 2 dólares aproximadamente, mientras que al utilizar un calentador eléctrico de las mismas características sube por lo menos a 25 dólares mensuales.

Según el técnico es por ello que los usuarios optan por estos dispositivos, aunque nunca desapareció la demanda a pesar de que se incrementó el pago de tributos por estos artefactos y ahora la preferencia es mayor.

Preocupación

El Gobierno promueve desde el 2014 el uso de sistemas eléctricos con el fin de aprovechar la capacidad instalada en cuanto a energía en el país, sin embargo, los ciudadanos prefieren los aparatos que funcionan con gas doméstico, situación que preocupa a Luis Segovia quien asegura que por cada seis calefones a gas que vende en su local apenas si vende un eléctrico.

“Yo adquirí muchos calefones eléctricos, puesto que se decía que sin el subsidio ya nadie compraría los que funcionan con el combustible, ahora no he vendido ni la mitad de ellos desde hace más de un año”, comentó. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *