La hora cero acelera la entrega de credenciales

Una verdadera maratón de entrega de credenciales. El Consejo Nacional Electoral (CNE) se exigió a fondo, durante todo el fin de semana, para intentar cumplir con su oferta de que, hasta este martes 14 de mayo, todos los ganadores de las elecciones seccionales del 24 de marzo estarán acreditados para posesionarse.

Pese a los esfuerzos, la tarea todavía está inconclusa. Según el organismo electoral, hasta este domingo 12 de mayo, se habían entregado las credenciales a las nuevas autoridades de 18 provincias. Algunas, como Guayas, todavía de forma parcial.

Mientras que en otras como Manabí, Esmeraldas y Cotopaxi el proceso de entrega de credenciales está pendiente porque hay recursos que no han sido resueltos por el Tribunal Contencioso Electoral (TCE), que también guarda la esperanza de evacuar todos los casos hasta antes del cierre del plazo del 14 de mayo.

Pero el caso más dramático es el de Los Ríos. La Junta Electoral de esa provincia se mantenía hasta ayer reunida en Quito resolviendo las reclamaciones a las elecciones de prefecto, alcaldes de algunos cantones, concejales y juntas parroquiales.

De ahí, los casos recién podrían escalar como impugnaciones al CNE y luego como apelaciones al TCE. Eso tomaría más de las 24 horas que le quedan al organismo electoral para entregar los documentos para que se haga la posesión.

Hasta el viernes, el TCE continuaba recibiendo causas provenientes del CNE. La demora en la resolución de los reclamos es una de las críticas hechas al organismo electoral. Eso ha retrasado la asignación de credenciales a las nuevas autoridades.

Tampoco hay una resolución con respecto a los integrantes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). Pese a que han pasado 49 días desde su elección, no se proclaman los resultados definitivos para esta entidad.

A esto se suma un elemento que sería determinante: hay una investigación a un grupo de candidatos al CPCCS que pudieron haber recibido respaldo de la organización política del expresidente Rafael Correa, durante la campaña electoral. Si los indicios se convierten en realidad, podrían quedar descalificados. Dos de los indagados están entre los más votados.

Todo esto en un ambiente de discrepancias y acusaciones al interior del CNE que han atizado la sensación de desconfianza entre las organizaciones políticas y la propia ciudadanía.

Sin embargo, desde el interior del organismo se trata de proyectar una imagen de tranquilidad. La presidenta del CNE, Diana Atamaint, estuvo el viernes en Guayaquil, el sábado en la mañana en Ibarra y en la tarde en Cayambe. Ayer la entrega de credenciales se efectuó en Morona Santiago. Unos 1.400 kilómetros en tres días.

La funcionaria sostiene que no hay demoras en el proceso posterior a las elecciones y que se están cumpliendo los plazos, pese a que le tocó liderar uno de los comicios más complejos de los últimos años, con más de 80.000 candidatos. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *