Donald Trump vuelve a desafiar y China responde

Redacción EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aconsejó ayer la fabricación de productos en Estados Unidos “donde no hay aranceles,” en una serie de mensajes relacionados con la disputa comercial con China.

“¡En un año de aranceles, nuestra industria siderúrgica se ha reconstruido y está floreciente!”, afirmó el presidente Trump en una serie de cuatro mensajes que publicó en menos de una hora en su cuenta de Twitter.

“Impusimos un gravamen del 25% sobre el acero ‘subsidiado’ de China y otros países, y ahora tenemos una industria grande y creciente,” añadió el gobernante, que indicó que gracias a ello las industrias de vehículos y de defensa de EE.UU. “están recuperándose”.

El lunes, Trump había indicado que su Gobierno “tiene derecho” a imponer un 25% de aranceles a otros productos chinos por valor de 325.000 millones de dólares, pero indicó que todavía no ha tomado una decisión al respecto.

Poco antes, China había anunciado que desde el primero de junio impondrá aranceles del 25% a bienes importados de EE.UU. por valor de 60.000 millones de dólares, en respuesta los gravámenes por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos impuestos por EE.UU. la semana pasada.

“China compra MUCHO menos de nosotros de lo que nosotros les compramos a ellos, por casi 500.000 millones de dólares (al año), de modo que estamos en una posición fantástica”, afirmó Trump en sus mensajes.

“Fabrique su producto en EE.UU. y no hay aranceles (…) También puede comprarle a un país al que no se le hayan impuesto tarifas, en lugar de a China”, agregó.
 

Respuesta
El Gobierno chino aseguró que no debe subestimarse su capacidad y voluntad para defenderse y recalcó que, aunque no desea una guerra comercial, “no está asustado” y “luchará hasta el final”.

25%
más de aranceles podría imponer Estados Unidos.El portavoz del Ministerio de Exteriores de China Geng Shuang justificó de esta manera la imposición de aranceles a bienes importados de EE.UU. por valor de 60.000 millones de dólares, en respuesta a la última medida proteccionista adoptada por el Ejecutivo de Donald Trump.

“Al contrario que EE.UU., mantenemos la compostura. Queremos seguir trabajando y encontrarnos a mitad de camino para firmar un acuerdo mutuamente beneficioso. Nuestra actitud es constructiva, pero alguien ha subestimado nuestra capacidad de defendernos e intenta confundir a la opinión pública”, dijo Geng en aparente referencia a las últimas declaraciones de Trump.

¿Una pausa?
° Las bolsas de Latinoamérica, en su mayoría, cerraron ayer al alza, en parte por un rebote técnico tras los malos resultados de los últimos días por la nueva escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China, conflicto que todavía provoca tensión pero que esta jornada tuvo relativa calma.

EL DATO
China aseguró que promueve un acuerdo beneficioso para los dos. Aunque todavía preocupados, los inversionistas se mostraron un poco más esperanzados después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijera en Twitter que su Gobierno está ahora en “una posición mucho mejor” para llegar a un acuerdo con China y que se podría firmar “mañana” mismo.

Wall Street se olvidó de su jornada negra del lunes y se decantó por las compras, incluyendo el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, que subió un 0,82% hasta 25.532,05 puntos. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *