Maroto y Yanchatipán se comprometen ante su pueblo

Entre expectativa, aplausos y ceremonias simbólicas, se desarrolló ayer la posesión de Leonardo Maroto y Francisco Elías Yanchatipán como alcaldes de Pelileo y Píllaro respectivamente, mientras que para hoy se tiene planificado los eventos en Baños, Quero, Mocha, Tisaleo, Patate y Cevallos.

Ciudadanía y autoridades tanto electas como salientes, acudieron a los eventos donde se tomó el juramento respectivo, además, presentaron sus proyectos en beneficio de las localidades.

Pelileo

En Pelileo el evento se desarrolló en el salón de la ciudad, donde a más de la investidura del nuevo Alcalde, el Gobierno del Pueblo Salasaca entregó el bastón de mando.

Leonardo Maroto, alcalde de Pelileo, manifestó que asumir esta dignidad constituye un reto verdaderamente grande, que será compartida con todos los concejales y directores departamentales, pues considera que es un trabajo en equipo y que no defraudará la confianza de los pelileños.

Maroto reconoció al trabajador municipal como pieza fundamental para que la administración fluya en beneficio de los ciudadanos.

“Hay muchas cosas que hacer, hay muchas cosas que continuar y muchas cosas que mejorar. Uno de los principales retos será el reducir el gasto corriente actual que supera el 30%, tenemos que continuar y finalizar diferentes obras, necesitamos buscar cooperación internacional a través de las interacciones con las diferentes municipalidades, la globalización nos lo permite”, comentó, al tiempo de invitar a cada uno de los ciudadanos, y en especial a los actores políticos de las diferentes tiendas a ser críticos y propositivos en beneficio de Pelileo.

Píllaro

De igual manera en la ‘ciudad de Rumiñahui’ el ambiente se volvió colorido, puesto que danzantes tradicionales llegaron para acompañar al nuevo alcalde en su investidura y también le otorgaron símbolos como parte de su compromiso para el pueblo.

En su discurso el alcalde, Francisco Elías Yanchatipán, aseguró que este Píllaro es una tierra de gente guerrera, luchadora, emprendedora, pero no se explica el porqué de las limitaciones y por ello cree que desde ahora viene un tiempo de oportunidades.

“Es hora de apostarle a la capacitación, es hora de olvidarnos de las ideologías políticas y juntar las manos para hacer de este un pueblo de oportunidades donde todos quieran volver”, dijo, al tiempo de asegurar que no es posible que jóvenes pillareños deban salir a buscar oportunidades en otras provincias.

“Desde este momento se reanudará la posibilidad de trabajar con los profesionales de nuestro cantón. Invito a profesionales a que sean oferentes en las nuevas obras”, comentó. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *