Voluntarios y Cruz Roja apoyan a venezolanos

Arribar a una tierra desconocida, con costumbres diferentes, sin techo, sin comida y sin conocer a nadie, es parte de las vivencias que deben afrontar los migrantes, sin embargo, para los venezolanos estas dificultades se duplican con la discriminación y xenofobia que encuentran en algunos ciudadanos.

“Es muy duro, no le deseo a nadie que viva esta experiencia que hemos tenido que pasar”, comentó Samanta Ruiz, quien llegó a Ambato hace dos meses y que busca un sustento mientras está de paso.

Ella junto a más de mil venezolanos han sido atendidos dentro del plan de contingencia para migrantes desplazados que lleva a cabo la Cruz Roja Ecuatoriana a través de la Junta Provincial.

Acción

Esta es una campaña emprendida a nivel nacional desde junio del año pasado e implementada en Tungurahua desde febrero, y dentro de ella se incluye varios proyectos en los que están kits de ayuda humanitariallamadas gratuitas o apoyo operativo para que establezcan comunicación con sus seres queridos en el exterior, asistencia emocional, apoyo psicosocial, entre otros servicios, cumpliendo con la con la misión humanitaria que tiene esta institución.

Para este trabajo alrededor de 60 voluntarios ponen todos sus conocimientos a fin de brindar un espacio alternativo para los extranjeros canalizando ayuda y recursos de personas que colaboran con esta causa.

Miguel Cárdenas, coordinador de áreas esenciales del Plan, manifestó que dentro de estas acciones se han detectado varias afectaciones emocionales, y es por ello que en este espacio se cuenta con psicólogos que ayudan a estabilizar su ánimo, sobre todo en los niños, adolescentes y adultos mayores.

“Dentro de esta línea también brindamos espacios amigables, lúdicos sobre todo para niños, ya que son los más vulnerables de esta realidad que viven los extranjeros”, dijo.

Voluntarios

Según el funcionario a más de los voluntarios que brindan su contingente profesional en este plan, también existen personas que donan de forma anónima y de buena voluntad ropa usada, entre otras cosas, para poder entregar ayuda humanitaria, ya que en algunos casos las familias apenas si llegan con una o dos paradas.

Es por ello que la ciudadanía puede apoyar dando sus donaciones a través de la Cruz Roja, ya que hay que siempre canalizar la ayuda para que sea óptima.

La campaña social se desarrolla todos los jueves en la Medalla Milagrosa y ya se realizó una ampliación para los sábados, a fin de llegar a personas que trabajan o niños que están estudiando, además, se tiene proyectado la posibilidad de brindar este servicio al sector del mercado Mayorista, pero se dará a conocer más adelante.

“Este plan es específicamente para población migrante, aunque acuden mayoritariamente ciudadanos venezolanos”, aseguró Cárdenas al tiempo de invitar a esta población a ser parte de este beneficio. (Diario La Hora)
 

LA CIFRA

1.407 atenciones se han realizado desde febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *