Se disfrazó para hacerse pasar por su novia

Bryan se puso una peluca, una falda y una camisa. Se maquilló y se peinó. Se vistió de mujer y se presentó a rendir un examen de admisión a la universidad. Un examen que él ya había aprobado años antes, ya que era estudiante de Ingeniería de Sistemas, y trabajaba dando clases de apoyo en física, matemáticas y química para otros estudiantes. 

Desafortunadamente para él y su supuesta novia, Bryan estaba sentado en la parte delantera de la sala de examen, donde todos los profesores y asistentes podían verlo. Cuando Bryan estaba a punto de recibir su hoja de examen, un asistente se acercó, le preguntó quién era y cuando respondió: “Jocelin C.”, el hombre lo descubrió y le dijo: “Tú no eres esa persona”.

Cuando se le preguntó por qué había tratado de engañar a la universidad, el joven, primero dijo que había sido contactado por un familiar de la candidata, y que le ofreció dinero (700 bolivianos, unos 100 dólares) para que diera el examen en su nombre, porque ella estaba ausente.

“No quería hacer nada malo, simplemente no tenía trabajo y por eso acepté”, dijo Bryan. “Nunca he hecho esto antes, me encanta estudiar y quiero ir a Japón para especializarme. ¡No quiero ningún problema!”, agregó.

Sin embargo, más tarde cambió su declaración, diciendo que lo hizo “por amor”, para ayudar a su novia. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *