LOS TESTAFERROS DE GLAS

Hace dos años el gobierno de Lenín Moreno inauguró la cirugía mayor contra la corrupción, una estrategia orientada no solo a perseguir delitos en contra de los bienes públicos, sino a recuperar los recursos mal habidos. Los resultados, más allá de una gigante publicidad oficial, no pasan de unos cuantos caramelos para endulzar el paladar de la ciudadanía. Uno de los sentenciados en la trama Odebrecht fue el exvicepresidente Jorge Glas Espinel, responsable del manejo de los sectores estratégicos de la economía, sobre quien recaen sospechas de enriquecimiento ilícito. Hasta hoy, la justicia muy poco ha hecho para develar la ruta del dinero y los escondites de su presunta fortuna. El presente trabajo periodístico que se basa en documentos oficiales, confirmados por nuestro equipo de investigación, busca proyectar luces sobre una red de empresas y personas relacionadas con Jorge Glas y su hermano Heriberto. Además, deja en evidencia que el gobierno de Moreno ha mantenido en reserva estos reveladores informes, desde noviembre de 2018.

El 5 de noviembre de 2018, el Centro de Inteligencia Estratégica, Cies (antes Senain), unidad dependiente a la Presidencia de la República, pidió al mayor Bolívar Garcés, “levantar información” sobre un grupo de personas y empresas, por considerarlos testaferros del exvicepresidente Jorge Glas Espinel, sentenciado por asociación ilícita en el escándalo Odebrecht.

El documento apunta a Heriberto Antonio Glas Espinel, hermano del exvicepresidente, a los abogados Xavier Fernando Cabezas Torres, Miguel Ángel Loor Centeno y María Alexandra Mendoza Muñoz, a la Constructora Thalía Victoria S.A. y sus filiales.

El pedido de investigación se hizo el 5 de noviembre de 2018 y los resultados debían ser entregados en respaldos magnéticos y en Excel, hasta el 21 de noviembre de ese año, lo que significa que, hace seis meses, las autoridades del gobierno de Lenín Moreno, saben cómo y quiénes manejan, al menos una parte, del dinero de Jorge Glas. Sin embargo, los resultados de esa investigación no han salido a la luz y tampoco fueron incorporados a los expedientes judiciales abiertos.

Contrado con BRG un misterio

Adicionalmente, este medio conoció que el Gobierno de Lenín Moreno, contrató en 2018 por la suma de $2.4 millones a Berkeley Research Group (BRG), una consultora estratégica estadounidense, para que “desarrolle información estratégica que permita el procesamiento judicial” de Jorge Glas.

La investigación preliminar sobre Glas, realizada por la firma extranjera, señaló que funcionarios del expresidente Correa y otros que se desenvuelven para el actual Gobierno “tendrían conocimiento o habrían participado de hechos irregulares, levantaron una red de testaferros que se dedicaron por varios años a lavar el dinero que provenía de actividades ilegales” y que a través de esos métodos habrían movilizado un mínimo de $5 millones en un año. Al igual que el caso anterior, esa investigación no es de conocimiento público.

Fundas con dinero en la Ford F150

Los Antecedentes del informe del Cies señalan que “se ha logrado establecer una posible vinculación entre el hermano del exvicepresidente con dos abogados (Cabezas y Loor), quienes fueron vistos juntos en una camioneta marca Ford, modelo F150, color blanco y sin placas (…) dentro de esta camioneta se trasladaba dinero en efectivo proveniente de actividades ilícitas, dentro de cajas de poliestireno”.

Basado en estos hallazgos, el organismo de inteligencia, solicitó (SEN-s16-2018-000) se haga una investigación exhaustiva para conocer quién es el beneficiario del dinero en efectivo que se trasladó en el vehículo Ford “en conjunto con los dos abogados mencionados y el hermano del exvicepresidente”; también pidió se genere un informe sobre los bienes, inmuebles y demás activos de Heriberto Glas y los vínculos que éste tiene con los abogados Xavier Cabezas y Miguel Loor.

Inteligencia señaló que es “preciso” realizar un “levantamiento de información” de los proyectos de construcción “que la empresa Constructora Thalía Victoria S.A. realizó en años anteriores y los que en la actualidad estarían llevando a cabo”; además de las “actividades económicas de las empresas vinculadas a posibles testaferros del exvicepresidente y a su vez de los accionistas de las empresas en mención. Estos entes económicos estarían ligados al grupo Henriques Baquerizo el cual se compone principalmente por las siguientes compañías: Thalarpa S.A. (asesoría empresarial), Megabiser S.A. (asesoría en campos económicos y financieros), Induprivado S.A. (servicio técnico, administrativo a toda clase de empresas y personas) y Constructora Thalía S.A. (construcción de obras civiles)”.

Según el Cies, la empresa Constructora Thalía Victoria “mantenía relación comercial con Glas Espinel Heriberto Antonio y con la abogada Mendoza Muñoz María Alexandra quien tiene participación societaria en la mayoría de las empresas del grupo Henriques Baquerizo”.

Además, identifica a la empresa Linkotel S.A., cuyo representante legal es Pablo Baquerizo Dávila, “en la que Topic Feraud Jan es accionista con el 1% de participación y Telconet con el 99%”. El informe recalca que Linkotel tuvo relación comercial con María Alexandra Mendoza Muñoz. También hubo un pedido de investigación al respecto: “levantar información acerca de la vinculación que podría mantener Baquerizo Dávila Jonathan Pablo con Mendoza Muñoz María Alexandra y Linkotel S.A.”, dice el documento.

Los vínculos con Linkotel

Según datos de la Superintendencia de Compañías, María Mendoza Muñoz administró Linkotel en 2007 y 2012. La empresa fue constituida en 2002, por Pablo Baquerizo Dávila y Diego Torres Villavicencio, con un capital de $800. El 15 de diciembre de 2009, Baquerizo y Torres vendieron sus acciones a Yokoso LLC, una compañía extranjera.

EL 17 de diciembre de 2009, Constructora Thalía Victoria S.A. adquirió la mayoría de las acciones de la empresa ($791) y Yokoso se quedó con $7.

Doce días después, (el 29 de diciembre) Constructora Thalía aumentó su capital a $3.126.925 y Yokoso en $533,675.

El 31 de enero de 2011, Yokoso transfirió sus acciones a Constructora Thalía Victoria S.A. ($533.316) y a María Alexandra Mendoza Muñoz ($367).

El 23 de noviembre de 2013, Mendoza Muñoz transfirió sus acciones a Jan Topic Feraud y Constructora Thalía Victoria S.A. vendió sus acciones a Telconet S.A. ($3.624.786) y a Jan Topic ($36.247). Actualmente, la empresa figura con el nombre de Netvoice y tiene un capital de $3.661.400. Se identifica como “un proveedor líder en telefonía fija”.

Según el Cies María Alexandra Mendoza Muñoz fue accionista y presidenta de Linkotel de 2007 a 2016. Su presidente y representante legal es Pablo Baquerizo Dávila.

Mendoza Muñoz y el Holding HEBA

María Mendoza Muñoz es abogada. Un amplio informe sobre ella, realizado por el Cies, el 14 de junio de 2018, detalla sus rasgos físicos, estatus civil, movimientos migratorios, bienes, redes sociales, actividades económicas, tributarias y profesionales.

Datos de la Superintendencia de Compañías, establecen que María Mendoza Muñoz administra 18 empresas, 14 de ellas vinculadas a la Constructora Thalía Victoria, parte del grupo Henríques Baquerizo (HEBA).

Siete de las empresas señaladas en la imagen son administradas por Mendoza fueron creadas en el 2011 con solo días y meses de diferencia. Por ejemplo: Inmobiliaria Julieta Thalía, Productos Plasticos Proplastic S.A. y Prothalía fueron creadas el 25 de mayo de 2011, en Guayaquil, con un capital de $800 cada una. Se dedican a la construcción y venta de edificios y a la elaboración de productos plásticos.

Agriprivad, Desaglobal e Induprivado fueron constituidas casi un mes de después, el 24 de junio de 2011, en Guayaquil, con $5.000. Las tres se dedican a la importación, exportación y comercialización de suplementos alimenticios. Desaprivado fue creada seis días después en Guayaquil, también con un capital de $5.000 y tiene como objeto social actividades inmobiliarias.

El informe de inteligencia establece que María Mendoza Muñoz es gerente general de Induprivado S.A. desde 2016, también la identifica como representante legal de esa empresa “que tiene como actividad económica la venta al por mayor y menor de combustibles, sin embargo, no se registra a Petroecuador como uno de sus proveedores y mantuvo como cliente a una empresa que se encuentra catalogada como instrumental”.

En Productos plásticos Proplastic S.A. es gerente general desde marzo de 2016; en Thalarpa desde junio de 2013; en Megabiser es gerente general desde septiembre de 2012. Es presidenta de Agriprivad S.A. desde septiembre de 2016 y en Corporación Jardín de los Recuerdos S.A., desde julio de 2014.

El reporte de inteligencia detalla los diferentes cargos ejercidos por Mendoza en varias empresas e indica que su última declaración de impuesto a la renta fue en 2017 por $4.050,16, mientras que su declaración más alta fue en 2012 por $17.606. Indica que en el registro mercantil tiene 22 tipos de contratos, registrados por compraventa, “de los cuales uno tiene ubicación Quito y los 21 restantes en Guayaquil”.

Mendoza también administra otras empresas que no están relacionadas al holding HEBA como Servitin S.A., Planetacorp S.A., Dokvr S.A. y Corporación Jardín de los Recuerdos S.A.

Inteligencia relaciona a Mendoza con las compañías Orbeni S.A., Linkotel S.A., Storemax S.A., Eficensa S.A. y Corplegis S.A. Dice que, en Eficensa es presidenta desde febrero de 2011, en Storemax es gerente general desde abril de 2012 y en Corplegis es gerente general desde marzo de 2016.

Según la Superintendencia de Compañías, actualmente es accionista en esas tres empresas y en Planetacorp S.A. Fue además accionista de las empresas Orbeni S.A.

Todas, excepto Planetacorp, son de propiedad del Holding Heba, que pertenece a la familia Henriques Baquerizo.

Relación de Thalía Victoria con Heriberto Glas Espinel y María Mendoza Muñoz

La Constructora Thalía Victoria S.A. pertenece al Holding HEBAS.A. Fue creada en 1975, en Guayaquil, con un capital de $1.445.000. Se dedica a las actividades relacionadas con la construcción, promoción, desarrollo, y venta de urbanizaciones, según la Superintendencia de Compañías.

Julieta Thalía Baquerizo Vivar también figura como accionista. Baquerizo Vivar es accionista en Inmobiliaria Cararpa S.A., Plasinca C.A., Meriza S.A. e Inmobiliaria Victoria Ximena Vicxi S.A. Administra esta última.

Según su página web, “Thalía Victoria es una empresa guayaquileña que se dedica a promover y construir desarrollos habitacionales, principalmente en la ciudad de Guayaquil y sus alrededores”. Ha participado en proyectos como “Samanes (etapas I, IV, V, VI)”, “Las Orquídeas”, “Fincas de Casa Grande”, “Río Guayas Club”, “Costanera del Río”, “Parques del Río”, entre otros.

El Holding Heba S.A.  fue creado en diciembre de 2017, con un capital de $3.695.000. se dedica a las “actividades de sociedades de cartera, es decir, unidades tenedoras de activos de un grupo de empresas”. Sus accionistas son Carlos Armando Henriques Aycart y los hermanos Carlos, Karla y Vicky Henriques Baquerizo.

Carlos Henriques Aycart es accionista en ocho empresas (Thalarpa, Cielo Azul, Cominagri, Inmobiliaria Julieta Thalía, Storemax, Corplegis, Tuermotor y Coriventa) y administra otras 12 compañías.

Carlos Henriques Baquerizo administra 18 empresas y es accionista en 16. Karla Henriques es accionista en Holding Hardstone. Vicky Henriques Baquerizo es accionista en Plasinca S.A. Holding Hardstone S.A. y Orbeni S.A.

Según datos revisados por este medio, el Grupo Henriques Baquerizo está relacionado con 32 empresas, 15 de ellas se dedican a la administración, arriendo, compra, venta y permuta de bienes inmuebles y a la construcción y promoción de proyectos inmobiliarios. Otras compañías comercializan suplementos alimenticios, electrodomésticos, productos plásticos, repuestos y accesorios de automotores, juguetes infantiles y productos agrícolas.

El resto tiene como objeto social las actividades de sociedades de cartera, de representación jurídica, a la compra de acciones en compañías anónimas y el “agenciamiento” y representación de compañías.

Holding Hardstone S.A. (cuyos accionistas son los hermanos Henriques Baquerizo), fue creada en 2018, con un capital de $6.000. Se dedica a realizar “inversiones a nombre propio, en acciones y participaciones de compañías”

En 2017 crearon Holding Heba y De Uva Market Dum, esta última se dedica a la venta de electrodomésticos.

Corplegis fue creada en 2016, con $800. Se dedica a “actividades de representación jurídica”.

Entre abril y agosto de 2012 crearon Megabiser y Storemax, con $5.000 cada una. Según su objeto comercial se dedican a la compra, venta, permuta y arrendamiento de bienes inmuebles.

En 2011, constituyeron ocho empresas. Cominagri fue creada el 31 de marzo. Tiene un capital suscrito de $800 y se dedica a la comercialización de productos agrícolas.

El mismo día (25 de mayo) crearon Inmobiliaria Julieta Thalía, Prothalía y Proplastic, con $800 cada una. Las dos primeras se dedican a las construcción y venta de edificios, y Proplastic elabora y vende productos plásticos.

El 24 de junio formaron Agriprivad, Desaglobal e Induprivad, todas con un capital de $5.000, se dedican a la comercialización de suplementos alimenticios. El 30 de junio crearon Desaprivado, también con $5.000. Tiene como objeto la compra, venta y arrendamiento de bienes inmuebles.

El 29 de diciembre de 2009, crearon Thalarpa y Kartexa, con un capital de $800. Se dedican al “agenciamiento y representación de compañías” y a la “adquisición de acciones de compañías anónimas o de participaciones”, respectivamente. El resto de las empresas tienen más de 30 años de antigüedad.

El Centro de Inteligencia Estratégica identificó claramente a las empresas del Grupo Henriques Baquerizo. Hizo una revisión detallada de sus accionistas, administradores y en noviembre de 2018, pidió levantar una investigación más profunda sobre sus actividades comerciales y los vínculos existentes entre los accionistas a los que identificó como “posibles” testaferros de Glas.  También puso la lupa sobre Constructora Thalía, sobre sus proyectos actuales y a futuros.

Otro de los personajes que se encuentra en el ojo de la investigación es Jorge Martín Arellano, un ciudadano enredado en negocios irregulares en Miami – EEUU, cuya vinculación con Jorge Glas Espinel, lo ubica en el umbral de los grandes negocios, en especial los petroleros. Esta historia será motivo de una nueva entrega.

El 5 de noviembre de 2018, el Centro de Inteligencia Estratégica, Cies (antes Senain), unidad dependiente a la Presidencia de la República, pidió al mayor Bolívar Garcés, “levantar información” sobre un grupo de personas y empresas, por considerarlos testaferros del exvicepresidente Jorge Glas Espinel, sentenciado por asociación ilícita en el escándalo Odebrecht.

El documento apunta a Heriberto Antonio Glas Espinel, hermano del exvicepresidente, a los abogados Xavier Fernando Cabezas Torres, Miguel Ángel Loor Centeno y María Alexandra Mendoza Muñoz, a la Constructora Thalía Victoria S.A. y sus filiales.

El pedido de investigación se hizo el 5 de noviembre de 2018 y los resultados debían ser entregados en respaldos magnéticos y en Excel, hasta el 21 de noviembre de ese año, lo que significa que, hace seis meses, las autoridades del gobierno de Lenín Moreno, saben cómo y quiénes manejan, al menos una parte, del dinero de Jorge Glas. Sin embargo, los resultados de esa investigación no han salido a la luz y tampoco fueron incorporados a los expedientes judiciales abiertos.

Contrado con BRG un misterio

Adicionalmente, este medio conoció que el Gobierno de Lenín Moreno, contrató en 2018 por la suma de $2.4 millones a Berkeley Research Group (BRG), una consultora estratégica estadounidense, para que “desarrolle información estratégica que permita el procesamiento judicial” de Jorge Glas.

La investigación preliminar sobre Glas, realizada por la firma extranjera, señaló que funcionarios del expresidente Correa y otros que se desenvuelven para el actual Gobierno “tendrían conocimiento o habrían participado de hechos irregulares, levantaron una red de testaferros que se dedicaron por varios años a lavar el dinero que provenía de actividades ilegales” y que a través de esos métodos habrían movilizado un mínimo de $5 millones en un año. Al igual que el caso anterior, esa investigación no es de conocimiento público.

Fundas con dinero en la Ford F150

Los Antecedentes del informe del Cies señalan que “se ha logrado establecer una posible vinculación entre el hermano del exvicepresidente con dos abogados (Cabezas y Loor), quienes fueron vistos juntos en una camioneta marca Ford, modelo F150, color blanco y sin placas (…) dentro de esta camioneta se trasladaba dinero en efectivo proveniente de actividades ilícitas, dentro de cajas de poliestireno”.

Basado en estos hallazgos, el organismo de inteligencia, solicitó (SEN-s16-2018-000) se haga una investigación exhaustiva para conocer quién es el beneficiario del dinero en efectivo que se trasladó en el vehículo Ford “en conjunto con los dos abogados mencionados y el hermano del exvicepresidente”; también pidió se genere un informe sobre los bienes, inmuebles y demás activos de Heriberto Glas y los vínculos que éste tiene con los abogados Xavier Cabezas y Miguel Loor.

Inteligencia señaló que es “preciso” realizar un “levantamiento de información” de los proyectos de construcción “que la empresa Constructora Thalía Victoria S.A. realizó en años anteriores y los que en la actualidad estarían llevando a cabo”; además de las “actividades económicas de las empresas vinculadas a posibles testaferros del exvicepresidente y a su vez de los accionistas de las empresas en mención. Estos entes económicos estarían ligados al grupo Henriques Baquerizo el cual se compone principalmente por las siguientes compañías: Thalarpa S.A. (asesoría empresarial), Megabiser S.A. (asesoría en campos económicos y financieros), Induprivado S.A. (servicio técnico, administrativo a toda clase de empresas y personas) y Constructora Thalía S.A. (construcción de obras civiles)”.

Según el Cies, la empresa Constructora Thalía Victoria “mantenía relación comercial con Glas Espinel Heriberto Antonio y con la abogada Mendoza Muñoz María Alexandra quien tiene participación societaria en la mayoría de las empresas del grupo Henriques Baquerizo”.

Además, identifica a la empresa Linkotel S.A., cuyo representante legal es Pablo Baquerizo Dávila, “en la que Topic Feraud Jan es accionista con el 1% de participación y Telconet con el 99%”. El informe recalca que Linkotel tuvo relación comercial con María Alexandra Mendoza Muñoz. También hubo un pedido de investigación al respecto: “levantar información acerca de la vinculación que podría mantener Baquerizo Dávila Jonathan Pablo con Mendoza Muñoz María Alexandra y Linkotel S.A.”, dice el documento.

Los vínculos con Linkotel

Según datos de la Superintendencia de Compañías, María Mendoza Muñoz administró Linkotel en 2007 y 2012. La empresa fue constituida en 2002, por Pablo Baquerizo Dávila y Diego Torres Villavicencio, con un capital de $800. El 15 de diciembre de 2009, Baquerizo y Torres vendieron sus acciones a Yokoso LLC, una compañía extranjera.

EL 17 de diciembre de 2009, Constructora Thalía Victoria S.A. adquirió la mayoría de las acciones de la empresa ($791) y Yokoso se quedó con $7.

Doce días después, (el 29 de diciembre) Constructora Thalía aumentó su capital a $3.126.925 y Yokoso en $533,675.

El 31 de enero de 2011, Yokoso transfirió sus acciones a Constructora Thalía Victoria S.A. ($533.316) y a María Alexandra Mendoza Muñoz ($367).

El 23 de noviembre de 2013, Mendoza Muñoz transfirió sus acciones a Jan Topic Feraud y Constructora Thalía Victoria S.A. vendió sus acciones a Telconet S.A. ($3.624.786) y a Jan Topic ($36.247). Actualmente, la empresa figura con el nombre de Netvoice y tiene un capital de $3.661.400. Se identifica como “un proveedor líder en telefonía fija”.

Según el Cies María Alexandra Mendoza Muñoz fue accionista y presidenta de Linkotel de 2007 a 2016. Su presidente y representante legal es Pablo Baquerizo Dávila.

Mendoza Muñoz y el Holding HEBA

María Mendoza Muñoz es abogada. Un amplio informe sobre ella, realizado por el Cies, el 14 de junio de 2018, detalla sus rasgos físicos, estatus civil, movimientos migratorios, bienes, redes sociales, actividades económicas, tributarias y profesionales.

Datos de la Superintendencia de Compañías, establecen que María Mendoza Muñoz administra 18 empresas, 14 de ellas vinculadas a la Constructora Thalía Victoria, parte del grupo Henríques Baquerizo (HEBA).

Siete de las empresas señaladas en la imagen son administradas por Mendoza fueron creadas en el 2011 con solo días y meses de diferencia. Por ejemplo: Inmobiliaria Julieta Thalía, Productos Plasticos Proplastic S.A. y Prothalía fueron creadas el 25 de mayo de 2011, en Guayaquil, con un capital de $800 cada una. Se dedican a la construcción y venta de edificios y a la elaboración de productos plásticos.

Agriprivad, Desaglobal e Induprivado fueron constituidas casi un mes de después, el 24 de junio de 2011, en Guayaquil, con $5.000. Las tres se dedican a la importación, exportación y comercialización de suplementos alimenticios. Desaprivado fue creada seis días después en Guayaquil, también con un capital de $5.000 y tiene como objeto social actividades inmobiliarias.

El informe de inteligencia establece que María Mendoza Muñoz es gerente general de Induprivado S.A. desde 2016, también la identifica como representante legal de esa empresa “que tiene como actividad económica la venta al por mayor y menor de combustibles, sin embargo, no se registra a Petroecuador como uno de sus proveedores y mantuvo como cliente a una empresa que se encuentra catalogada como instrumental”. 

En Productos plásticos Proplastic S.A. es gerente general desde marzo de 2016; en Thalarpa desde junio de 2013; en Megabiser es gerente general desde septiembre de 2012. Es presidenta de Agriprivad S.A. desde septiembre de 2016 y en Corporación Jardín de los Recuerdos S.A., desde julio de 2014.

El reporte de inteligencia detalla los diferentes cargos ejercidos por Mendoza en varias empresas e indica que su última declaración de impuesto a la renta fue en 2017 por $4.050,16, mientras que su declaración más alta fue en 2012 por $17.606. Indica que en el registro mercantil tiene 22 tipos de contratos, registrados por compraventa, “de los cuales uno tiene ubicación Quito y los 21 restantes en Guayaquil”.

Mendoza también administra otras empresas que no están relacionadas al holding HEBA como Servitin S.A., Planetacorp S.A., Dokvr S.A. y Corporación Jardín de los Recuerdos S.A.

Inteligencia relaciona a Mendoza con las compañías Orbeni S.A., Linkotel S.A., Storemax S.A., Eficensa S.A. y Corplegis S.A. Dice que, en Eficensa es presidenta desde febrero de 2011, en Storemax es gerente general desde abril de 2012 y en Corplegis es gerente general desde marzo de 2016.

Según la Superintendencia de Compañías, actualmente es accionista en esas tres empresas y en Planetacorp S.A. Fue además accionista de las empresas Orbeni S.A.

Todas, excepto Planetacorp, son de propiedad del Holding Heba, que pertenece a la familia Henriques Baquerizo.

Relación de Thalía Victoria con Heriberto Glas Espinel y María Mendoza Muñoz

La Constructora Thalía Victoria S.A. pertenece al Holding HEBAS.A. Fue creada en 1975, en Guayaquil, con un capital de $1.445.000. Se dedica a las actividades relacionadas con la construcción, promoción, desarrollo, y venta de urbanizaciones, según la Superintendencia de Compañías.

Julieta Thalía Baquerizo Vivar también figura como accionista. Baquerizo Vivar es accionista en Inmobiliaria Cararpa S.A., Plasinca C.A., Meriza S.A. e Inmobiliaria Victoria Ximena Vicxi S.A. Administra esta última.

Según su página web, “Thalía Victoria es una empresa guayaquileña que se dedica a promover y construir desarrollos habitacionales, principalmente en la ciudad de Guayaquil y sus alrededores”. Ha participado en proyectos como “Samanes (etapas I, IV, V, VI)”, “Las Orquídeas”, “Fincas de Casa Grande”, “Río Guayas Club”, “Costanera del Río”, “Parques del Río”, entre otros.

El Holding Heba S.A.  fue creado en diciembre de 2017, con un capital de $3.695.000. se dedica a las “actividades de sociedades de cartera, es decir, unidades tenedoras de activos de un grupo de empresas”. Sus accionistas son Carlos Armando Henriques Aycart y los hermanos Carlos, Karla y Vicky Henriques Baquerizo.

Carlos Henriques Aycart es accionista en ocho empresas (Thalarpa, Cielo Azul, Cominagri, Inmobiliaria Julieta Thalía, Storemax, Corplegis, Tuermotor y Coriventa) y administra otras 12 compañías.

Carlos Henriques Baquerizo administra 18 empresas y es accionista en 16. Karla Henriques es accionista en Holding Hardstone. Vicky Henriques Baquerizo es accionista en Plasinca S.A. Holding Hardstone S.A. y Orbeni S.A.

Según datos revisados por este medio, el Grupo Henriques Baquerizo está relacionado con 32 empresas, 15 de ellas se dedican a la administración, arriendo, compra, venta y permuta de bienes inmuebles y a la construcción y promoción de proyectos inmobiliarios. Otras compañías comercializan suplementos alimenticios, electrodomésticos, productos plásticos, repuestos y accesorios de automotores, juguetes infantiles y productos agrícolas.

El resto tiene como objeto social las actividades de sociedades de cartera, de representación jurídica, a la compra de acciones en compañías anónimas y el “agenciamiento” y representación de compañías.

Holding Hardstone S.A. (cuyos accionistas son los hermanos Henriques Baquerizo), fue creada en 2018, con un capital de $6.000. Se dedica a realizar “inversiones a nombre propio, en acciones y participaciones de compañías”

En 2017 crearon Holding Heba y De Uva Market Dum, esta última se dedica a la venta de electrodomésticos.

Corplegis fue creada en 2016, con $800. Se dedica a “actividades de representación jurídica”.

Entre abril y agosto de 2012 crearon Megabiser y Storemax, con $5.000 cada una. Según su objeto comercial se dedican a la compra, venta, permuta y arrendamiento de bienes inmuebles.

En 2011, constituyeron ocho empresas. Cominagri fue creada el 31 de marzo. Tiene un capital suscrito de $800 y se dedica a la comercialización de productos agrícolas.

El mismo día (25 de mayo) crearon Inmobiliaria Julieta Thalía, Prothalía y Proplastic, con $800 cada una. Las dos primeras se dedican a las construcción y venta de edificios, y Proplastic elabora y vende productos plásticos.

El 24 de junio formaron Agriprivad, Desaglobal e Induprivad, todas con un capital de $5.000, se dedican a la comercialización de suplementos alimenticios. El 30 de junio crearon Desaprivado, también con $5.000. Tiene como objeto la compra, venta y arrendamiento de bienes inmuebles.

El 29 de diciembre de 2009, crearon Thalarpa y Kartexa, con un capital de $800. Se dedican al “agenciamiento y representación de compañías” y a la “adquisición de acciones de compañías anónimas o de participaciones”, respectivamente. El resto de las empresas tienen más de 30 años de antigüedad.

El Centro de Inteligencia Estratégica identificó claramente a las empresas del Grupo Henriques Baquerizo. Hizo una revisión detallada de sus accionistas, administradores y en noviembre de 2018, pidió levantar una investigación más profunda sobre sus actividades comerciales y los vínculos existentes entre los accionistas a los que identificó como “posibles” testaferros de Glas.  También puso la lupa sobre Constructora Thalía, sobre sus proyectos actuales y a futuros.

Otro de los personajes que se encuentra en el ojo de la investigación es Jorge Martín Arellano, un ciudadano enredado en negocios irregulares en Miami – EEUU, cuya vinculación con Jorge Glas Espinel, lo ubica en el umbral de los grandes negocios, en especial los petroleros. Esta historia será motivo de una nueva entrega. ( Fernando Villavicencio, Christian Zurita Ron y Cristina Solórzano – Periodismo de Investigación La Fuente)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *