EXPRESENTADORA DE TV, PROCESADA POR ROBO A MANO ARMADA

Tres ciudadanos -entre ellos la expresentadora de farándula, Nebraska Caputti- fueron detenidos tras haber asaltado y robado a una joven que se encontraba comprando en una despensa cercana a su domicilio, ubicada en la ciudadela Los Sauces, norte de Guayaquil. 

Le quitaron su teléfono celular y dinero en efectivo. 

Christian Alberto L. G., Adrián Alexander B. C. y María Alexandra R. C., (nombre real de la exreportera de televisión) fueron trasladados a la Unidad de Flagrancia. 

El fiscal John Camposano Fiallos, en audiencia de flagrancia, efectuada la mañana del domingo 9 de junio, solicitó a la jueza de garantías penales, Tatiana Avellán Espinoza, la prisión preventiva para los tres ciudadanos, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 189, inciso uno, del código Orgánico Integral Penal (COIP). 

Entre los elementos de convicción presentados por la Fiscalía, se incluyó la denuncia presentada por la perjudicada, quien señaló a los presuntos autores del hecho; el parte de aprehensión de los detenidos, el comprobante de ingreso de evidencias, entre las que se encuentra el celular LG Q6 –valorado en 700 dólares– y a un arma A306 Battle Master, con la que habría consumado el asalto. 

La petición de la Fiscalía fue acogida por la magistrada, quien consideró suficientes los elementos presentados por la Fiscalía y dispuso –además– treinta días para el cierre de la instrucción fiscal. 

En un operativo conjunto entre las Unidades del Grupo de Operaciones Especiales y de Control Motorizado, de la Policía Nacional, ejecutado la tarde del sábado 8 de junio, se logró la detención de los tres ciudadanos, minutos después de recibir un llamado de alerta del Sistema de Seguridad ECU 911, en la que avisaba la presencia de personas armadas al interior de una furgoneta color azul, que venían asaltando a transeúntes a lo largo de la Avenida Francisco de Orellana.  

A ellos se les encontró un arma de fuego, presumiblemente de juguete; varios celulares, aparentemente robados; y dinero en efectivo. Ninguna de las evidencias pudo ser justificada por los detenidos, quienes fueron puestos a órdenes de las autoridades judiciales. (Revista Vistazo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *