Richard Carapaz fue recibido con una caravana ciclística, en Quito

Richarz Carapaz llegó a Ecuador luego de coronarse campeón del Giro de Italia, el avión donde arribó el ciclista originario del Carchi fue recibido con un arco de agua, homenaje que llevó a cabo el equipo de aviación ecuatoriano. 

Luego de compartir con una caravana ciclística y con la gente que se dio cita en las calles para recibirlo, ‘Richie’ llegó a las instalaciones de Telefónica. Sin duda, su primera sorpresa fue el monumento del Ciclista que vestía con la ‘maglia rosa’. 

Mario Sábato, periodista argentino, fue el encargado de dar la bienvenida al ciclista ‘tricolor’, quien compartió sus experiencias durante el Giro. 

Con el trofeo dorado en sus manos, ‘La Locomotora del Carchi’ fue ovacionado con aplausos por parte de la prensa y el público que asistió a la rueda de prensa. 
 

El rosa lo enamoró
“Así como hay gente a la que le gusta el amarillo o el azul, a mi me gusta el rosa y pues tuve la bendición de ganar esta vuelta”. Competencia que la tuvo entre sus planes desde que inició su carrera en el ciclismo. 
 

Un susto 
Richard Carapaz llegó al Giro con un sólo objetivo, superar el cuarto lugar que alcanzó el año pasado, pero jamás llegó a imaginar que se consagraría campeón de una de las vueltas ciclísticas más importantes a nivel mundial. 

Las primeras etapas las transcurrió con normalidad, pero fue en la tercera etapa cuando todo parecía ponerse cuesta arriba. Carapaz sufrió un percance mecánico en su bicicleta y perdió tiempo. 

“Me asusté y me frustré porque había perdido tiempo. Me subí al autobús con mucha rabia”. Llegó la cuarta etapa y sin pensarlo pero con “toda la rabia que tenía, aceleré y fue cuando me di cuenta que había ganado la etapa”.

Ese fue el primero de muchos festejos que ‘Richie’ no imaginó que tendría a lo largo de esta competencia.

¿Hasta cuándo practicará ciclismo?
“Nunca antes me habían hecho esa pregunta”, bromeó Carapaz antes de responder. 

“Espero tener, al menos, unos ocho o 10 años más en este deporte”, dijo. 

Llegó la décima cuarta etapa y Richard no sólo la ganó sino que pasó a liderar la general. “Cuando llegué uno de los chicos que me acompañaba me dijo, creo que vas a liderar, pero no lo creí hasta que me puse la ‘maglia rosa’”. 

Lo dijo varias veces luego de haber conseguido el título, fue un sueño hecho realidad para él haber ganado el Giro, pero asegura que eso no ha cambiado su vida. “ No me esperaba este recibimiento, el mejor regalo que me pueden dar es que cuando vayan en la carretera, respeten al ciclista”.


‘Necesitan lugares para medir su aceite’
Richard espera que el apoyo a los ciclistas sea completo, pues “de nada sirve prepararlos si no van a tener dónde medirse. Tiene que haber un lugar en dónde midan su aceite”. 

No perdió la oportunidad de recalcar el apoyo que, no solo al ciclismo sino a todos los deportes, merecen por parte del país. “Lastimosamente en nuestro país todos saben de fútbol pero de ciclismo saben lo básico”.

Para finalizar, Carapaz aseguró que Ecuador puede ser potencia del ciclismo y que si se da el apoyo desde la etapa de desarrollo, “en ocho o 10 años vamos a exportar ciclistas a todo el mundo”. 


El empujón que le hacía falta
“Cuando faltaba poco por terminar el Giro, hablé con mi esposa y le dije que vinieran sin importar el resultado”. Pese a que su jornada transcurría entre masajes y descanso, ‘Richie’  cuando supo que su familia se encontraba com él en Italia no podía pensar en otra cosa. 

“Cuando me dijo que estaba a 15 minutos de mi, sólo pensé que era el plus que me hacía falta”. 

Al finalizar el evento, Richard agradeció a los medios y a todos quienes lo acompañaron y los invitó a tomarse una ‘selfie’. (MP)

Sábato puso su toque
° Mario Sábato asegura que el contagio que va a generar Richard Carapaz, sobre todo para los niños es algo positivo. “Ellos son súper héroes de carne y hueso. Y hay que pensar que esos chicos que intentan ser como la ‘Locomotora del Carchi’ pueden estar saliendo de situaciones complejas, de las calles e incluso de las drogas”.

Sábato, quien se ganó el corazón de los latinoamericanos y los ecuatorianos con sus narraciones, atribuye la emoción al hecho de apoyar que los sudamericanos sobresalgan ante aquellos países que son potencias en muchos, por no decir la mayoría, de los deportes. 

“Siempre quise ser narrador de ciclismo, pues esa fue siempre mi pasión pese a que Argentina no es potencia en ciclismo”.

En cuanto al futuro de Carapaz, Sábato opina que la juventud está del lado del carchense y que tiene al menos 8 años más para seguir en la élite de esta disciplina. Además, resaltó la fortaleza de Richard en la modalidad de montaña y su buen desempeño en las pruebas a contrarreloj.

Quito se vistió de rosa

Richard Carapaz llegó ayer en la tarde a tierras ecuatorianas. El campeón del Giro de Italia mostró con orgullo su trofeo en una caravana que inició en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre y terminó en el Redondel del Ciclista, donde después dio una rueda de prensa. 

Cerca de las 16:00 aterrizó el vuelo IB6453 proveniente de Madrid. El avión que traía a la ‘Locomotora de Carchi’ fue recibido con todos los honores. Un arco de agua rodeo a la aeronave del campeón. Fue tal el entusiasmo, que un arcoíris también apareció para felicitar a ‘Richie’.

“Ha sido el mejor recibimiento que me han hecho desde el momento que aterricé”, exclamó Carapaz. “Muy emocionado por el homenaje que me ha hecho la aviación con el ‘chorrito’ de agua”, agregó contento el pedalista. 

Carapaz bajó del avión y se subió a la cima del bus que traía su foto a un lado. En este vehículo, el carchense pudo apreciar a las miles de personas que, desde el aeropuerto hasta el Redondel del Ciclista, lo fueron acompañando y saludando. Cayó la lluvia y acompañó un fuerte viento, pero nada detuvo a la afición que nunca se cansó de gritar su nombre. 

Los hinchas quisieron homenajearlo y se vistieron de rosa, algunos incluso con réplicas exactas de aquel uniforme que utilizó cuando levantó el trofeo. Hubo banderas de Ecuador y, por supuesto, de su natal Carchi. Desde la provincia llegaron varios aficionados para lograr ver, aunque sea por un segundo, a la ‘Locomotora’ en su paseo triunfal. 

BICICLETAS. Vestidos de rosado, los ciclistas participaron en la caravana.
SONRISA. ‘Richie’ no se cansó de saludar a todos los hinchas que lo recibieron.
BIENVENIDA. Con carteles y banderas, el público felicitó al campeón del Giro.

“Esto para Carchi es un orgullo, un ejemplo de valentía”, indicó Carla Pozo, una aficionada que recibió a Carapaz en Tababela. “Es un guerrero, lo que hizo Richard, eso es Carchi”, exclamó orgullosa Pozo. 

“Nos llena de alegría y felicidad a todos, especialmente para los carchenses”, mencionó Marco Erazo. “La gente se va a incentivar, no solo en el ciclismo, sino en el deporte en general”, agregó Erazo, quién destaca a Carchi como la cuna de los ciclistas ecuatorianos. 

Adelante del bus estuvieron cientos de pedalistas que quisieron agradecer a Richard por haber puesto el deporte en alto. Llegaron hasta el redondel de Tababela, donde Carapaz se bajó y ocupó el primer asiento dentro del vehículo. Desde ese lugar privilegiado, no se cansó de saludar a sus compatriotas.  

La caravana continúo por la Ruta Viva hasta llegar a aquel redondel donde se erige un monumento en su honor. En el camino no faltaron los carteles de felicitaciones en pasos, desniveles y puentes peatonales. 

Los homenajes al campeón ‘tricolor’ continuarán durante dos días más. Hoy, Carapaz se reunirá con el presidente Lenín Moreno y el alcalde de Quito, Jorge Yunda, mientras que mañana viajará a Tulcán, para ser homenajeado en el estadio Olímpico. (Diario La Hora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *