Sercoel será escaneada por la Contraloría y la Fiscalía

Servicios Técnicos Especializados de Electricidad Sercoel S.A. no solo ha sido señalada por la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) por la lectura errática de consumo eléctrico que ha provocado las quejas y reclamos de miles de clientes por facturas injustificadamente infladas, sino que además lleva varios años trabajando sin acatar la ley. Ahora, está en la mira de Fiscalía y Contraloría, tras la petición del Ministerio de Energía de que se investiguen irregularidades de funcionamiento.

Una de ellas inició en el 2010, cuando la Corporación Eléctrica del Ecuador CELEC EP adquirió el 100 % de las acciones de Sercoel, que hasta entonces constaba formalmente como empresa privada. La Ley de Empresas Públicas de ese año, en su disposición transitoria 2.1.1, estableció que las sociedades anónimas en las que el Estado sea accionista único se disolverán de manera forzosa, sin liquidarse, y transferirán su patrimonio a la o las nuevas empresas públicas que se creen. Sin embargo, esto no sucedió y Sercoel siguió constando en la Superintendencia de Compañías como privada, pero con un único accionista público que le permitía contratar como tal y, por tanto, acceder al Régimen Especial (sin concurso). Así consta en un informe de gestión interna de Sercoel al que accedió EXPRESO.

El plazo que establecía la Ley para hacer el cambio era de 90 días. Han pasado nueve años.

“La Ley Transitoria también establece la creación de una nueva empresa pública, mediante decreto presidencial, a la que se debió transferir todo el patrimonio de Sercoel. Pero, ni han creado la empresa pública, ni han iniciado el proceso de disolución. Aquí lo que ha habido es un incumplimiento por parte del Ejecutivo. El presidente de la República, entonces Rafael Correa, debió emitir un decreto de creación de la nueva empresa pública que reemplazase a Sercoel”, explica Juan Carlos Carmigniani, abogado contractual. Asimismo, enfatiza que, CELEC, su único accionista, debió reportar al Ejecutivo sobre esta violación de la Ley de Empresas Públicas.

EXPRESO consultó a CELEC si efectivamente dio aviso al presidente de la República sobre el tema, o si había algún motivo para no hacerlo. Contestaron con un boletín que no contenía la respuesta.

Carmigniani no ve una falla inocente en este incumplimiento. “Entiendo que el espíritu de esta disposición era no mezclar sociedades anónimas de Derecho privado con las públicas… Es para evitar que esta sociedad anónima quiera aprovecharse de que su accionista principal es el Estado y hacer contratos con el Gobierno”, sostiene.

Ayer, el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables informó, mediante un comunicado, que la Contraloría General del Estado inició acciones de control, en el período comprendido entre el 1 de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2018, a Sercoel. Esto, “ante las denuncias del cometimiento de supuestos hechos que perjudican los intereses y recursos de fondos públicos por parte de Sercoel S.A.”.

Además, el comunicado asegura que se presentó denuncia en la Fiscalía General del Estado, “contando con expedientes fiscales en curso”. Asimismo, desde el 15 de febrero de este 2019, “la Unidad de Análisis Financiero y Económico desarrolla investigaciones sobre el destino y utilización de los recursos públicos que manejó en su momento la empresa Sercoel S.A.”.

A esto se suma el embrollo legal -publicado ayer por este Diario- en el que están implicados CNEL, Sercoel y Orbiscorp S.A., subcontratada por Sercoel. Wilfrido Veintimilla, exgerente de CNEL, dijo durante una rueda de prensa que Sercoel se equivocó en la medición del consumo y que, por ello, se le habrían impuesto multas que superaban el 5 % del valor del contrato, provocando una ruptura unilateral del mismo.

No obstante, la subcontratista Orbiscorp presentó y ganó una acción de protección ante la incorrecta imposición de multas. Una sala especializada de la Corte Provincial del Guayas ordenó la devolución de los valores mal impuestos y dejó sin efecto la terminación del contrato. Lo que obliga a que Sercoel siga prestando el servicio de lectofacturación, pese a los errores cometidos, que no han sido reconocidos por Sercoel. El problema, como recogió EXPRESO, es que CNEL ya había vuelto a contratar ese servicio con una nueva empresa (Proyelect Holding).

EXPRESO consultó sin éxito a Mariela Padilla, directora de comunicación de CNEL, sobre este fallo judicial y quién se encargará ahora de la lectofacturación: Sercoel o la segunda empresa contratada, teniendo en cuenta que la Superintendencia de Compañías inició el 5 de junio el proceso de liquidación a Sercoel, por haber incumplido con la presentación de balances financieros durante dos años. Esto, según Carmigniani, imposibilita a la empresa para adquirir nuevos contratos, pero está obligada a seguir con los que ya tiene abiertos.

No hya respuesta

EXPRESO envió un correo a María Belén Santillán, directora de comunicación de CELEC EP, con la siguiente pregunta, entre otras. No se respondió:

Pregunta: ¿CELEC, única accionista de Sercoel, reportó al Ejecutivo la creación de una nueva empresa pública a la que se debió transferir el patrimonio de Sercoel para que esta se convierta en empresa pública?. (Diario Expreso)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *