Sin jeringas no hay tomografías, recortes de AMLO colapsan la salud

Por «falta de jeringas» no hay tomografías en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Manuel Velasco Suárez” (INNNMVS). Así informó el doctor Jesús Taboada Barajas, jefe del Departamento de Neuroimagen a los jefes de Servicio y subdirectores del Área Médica, a través de un comunicado.

A partir del recorte de presupuesto, el INNNMVS perdió más de $800 mil dólares (15 millones 543 mil 433 pesos). Así se consagra como una de las instituciones más castigadas por la gestión de AMLO.

Ya se redujo al 70% la operatividad del instituto desde el recorte del 44% en el sistema de salud pública aprobada por López Obrador. De los 948 procedimientos programados en el primer trimestre del año, 211 fueron cancelados.

“Presupuesto basado en resultados, cumplimiento de metas institucionales”, se titula el informe sobre la situación actual del sistema público. Indica que «el número de procedimientos terapéuticos fue menor debido a que se disminuyó el presupuesto para recursos humanos».

La falta de presupuesto hizo necesario prescindir de los servicios vespertinos, que incluían procedimientos diagnósticos ambulatorios de alta especialidad. Por la tarde llegaba el personal con altas calificaciones técnicas que requería equipos con tecnología de punta.

Las declaraciones del INNNMVS no concuerdan con lo dicho por la Secretaría de Salud

Además de la falta de recursos humanos y materiales, hay una falla comunicacional entre las entidades del Estado y sus dependencias.

Por un lado, el INNNMVS indicó que “los servicios de tomografía con contraste funcionan de manera normal”. Mientras que  la Secretaría de Salud, de la cual depende, alega que “los que estudios de tomografía contrastados fueron suspendidos sólo durante el lunes”.

SALUD México@SSalud_mx

Te informamos que los servicios de tomografía con contraste que se realizan en el @innnmvs funcionan de manera normal6822:32 – 11 jun. 2019Información y privacidad de Twitter Ads41 personas están hablando de esto

Paralelamente el jefe del Departamento de Neuroimagen afirma que no había materiales básicos.

Estas inconsistencias, sumadas a la falta de medicamentos y los despidos masivos, provocaron semanas atrás la partida del director del Instituto Mexicano de Seguridad Social, Germán Martínez. En su renuncia declaró: «yo no voy a despedir a los doctores. La gente se va a morir en las calles».

Tanto los despidos como la falta de medicinas forman parte del «ajuste republicano» del presidente López Obrador que, en apenas medio año, ha vaciado  hasta en un 50% el personal hospitalario.

Por ejemplo, en San Luis Potosí, clínicas y hospitales perdieron la mitad de los apoyos a médicos y enfermeros pasantes; al igual que 30% de los suministros de medicina.

Fuente: es.panampost.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *